Los músicos Nicolás Ojeda, Rainer Fahrion y Jarot Mansilla integran la banda. (Créditos: Pony Asteroid)
Los músicos Nicolás Ojeda, Rainer Fahrion y Jarot Mansilla integran la banda. (Créditos: Pony Asteroid)
Rodrigo Moreno Herrera

Tras llegar a un acuerdo con el Reuven Amiel, para producir su primer disco, la banda peruano-alemana Pony Asteroid tenía una recargada agenda para este año. Sin embargo, su cronograma se modificó drásticamente debido a la pandemia. Lejos de ausentarse de la escena, esta agrupación compuesta por los músicos Jarot Mansilla, Nicolás Ojeda y Rainer Fahrion no ha dejado de estar en contacto con sus seguidores. Recientemente han confirmado que retomaron la grabación del videoclip de su segundo sencillo “The Sun is Gone”.

Con este anuncio se pone en marcha una nueva etapa tras la crisis a causa del coronavirus. En los últimos meses solo pudieron presentarse de manera virtual en el conciertos organizados por la Municipalidad de Barranco, el festival chileno Toque de Late, YOY Lima Box Park y el evento español Primavera Pro, entre otros.

Como se recuerda, esta agrupación se formó hace diez años en Frankfurt, Alemania. Al inicio de su trayectoria participaron en un concurso de bandas para seleccionar a la que sería telonera del concierto de Placebo en Lima y se adjudicaron el puesto. Más adelante, el productor ejecutivo de la BBC, Tom Robinson, quedó impresionado al escuchar su canción “We Get Louder”, por lo que los llamó “la mejor banda de Alemania”.

DE VUELTA AL PERÚ

Aunque desarrollaron una exitosa carrera en el extranjero, Pony Asteroid decidió regresar al Perú para grabar los videoclips de su próximo álbum. Según comenta Rainer, los integrantes apostaron por los paisajes nacionales por las emociones que logran transmitir. “Hemos conversado mucho al respecto y sentimos que la energía de la naturaleza está más presente en Sudamérica. En Europa no teníamos nada de eso, no hay esa libertad”, explica.

El guitarrista Jarot Mansilla coincide en que era necesario volver a recorrer las regiones peruanas para concretar una producción acorde a su estilo. “Hemos compuesto varias letras en esos lugares. Nos gusta estar ahí antes que en una sala de ensayo. Notamos que ahí la banda respira, en cambio en Alemania esa energía se estaba agotando. Por eso elegimos regresa por un tiempo”, agrega.

Ambos músicos aseguran que uno de sus objetivos es revalorizar la biodiversidad única de la región. Por ello están enfocados en crear conciencia entre el público proveniente de las ciudades, donde -afirman- la gente suele olvidar su conexión con la tierra. “No es que queramos fama o mucho dinero. La música es un lenguaje y cada persona elige el lenguaje con el que quiere expresarse. La música es parte de nuestro proceso como personas en este mundo y nos sentimos ligados a ella. Entonces, a través de los sonidos podemos ayudar a otros a conocerse a sí mismos y al entorno que los rodea”, destaca Fahrion.

Los artistas han sido testigos en más de una ocasión cómo los extranjeros aprecian más lo que hay en Perú que sus propios compatriotas, por lo que llamar la atención sobre nuestra riquezas naturales se ha vuelto una prioridad. “Hay demasiadas cosas que la gente de acá no percibe. Intentamos mostrarle, a través de nuestros temas, que existen lugares e insumos que no valoran. Incluso elementos que parecen simples como las verduras o las frutas. En Europa cuesta diez veces más una palta. Es un lujo comprar eso por allá, pero acá hay quienes prefieren comida rápida”, concluye Mansilla.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEOS RELACIONADOS

Grupo Río gana el premio Luces en la categoría Mejor Disco 2018

El Grupo Río gana en la categoría Mejor disco de los Premios Luces 2018