y Ringo Starr, los únicos sobrevivientes de la mítica banda The Beatles, tuvieron un emotivo reencuentro sobre el escenario el último sábado 13 de julio en el estadio Dodger de los Ángeles, Estados Unidos.

En el escenario, ambos artistas hicieron gala de su interminable talento y tocaron juntos algunos de los éxitos que los catapultaron a la fama en The Beatles.


"Tengo una sorpresa para todos. Damas y caballeros, el único e inigualable Ringo Starr", dijo Paul McCartney al presentar a su amigo y excompañero de banda.

"Te quiero, amigo", le dijo antes de que Starr se sentará en la batería para interpretar dos grandes canciones de la historia de The Beatles: "Sg. Pepper’s Lonely Hearts Club Band" y "Helter Skelter".

Ringo Starr se mostró muy emocionado de volver a compartir escenario junto a su viejo amigo de una de las bandas más emblemáticas de la historia. Starr mantuvo una gran sonrisa en su rostro durante toda su performance, y terminó regalando sus baquetas al público.

Pero esta no fue la única sorpresa de la noche. Joe Walsh, de los Eagles, también participó en el solo de guitarra triple del final. McCartney bromeó sobre la interpretación de ambos luego al decir: “No teníamos ni idea de lo que hacíamos”.

Cabe señalar que este concierto en Los Ángeles marcó la última presentación de la gira norteamericana que Paul McCartney comenzó a finales de mayo en Nueva Orleans. McCartney se despidió de su público diciendo: "Adiós, América. Solo queda una cosa por decir: nos vemos la próxima vez".