Érica Rivas y Ricardo Darín. (Fotos: Agencias)
Érica Rivas y Ricardo Darín. (Fotos: Agencias)
Redacción EC

La actriz Érica Rivas respaldó las declaraciones de Valeria Bertuccelli y afirmó haber recibido también "maltrato personal y profesional" por parte de .

Rivas, que sucedió a Bertuccelli en la obra Escenas de la vida conyugal -a cuyo protagónico ambas afirman haber renunciando por lo ocurrido con el actor- sostuvo:

"Para mí fue muy triste. Cuando recibí maltratos de Ricardo tanto laborales como personales y decidí rescindir el contrato para ir a hacer la obra a España, lo primero que me acordé cuando estaba en el medio de toda esa mierda fue de Valeria y lo que hice fue llamarla para pedirle disculpas por no haberla llamado antes. No me quiero imaginar el dolor que debió haber sentido al sentirse tan sola con respecto a otra mujer que la estaba reemplazando; me duele como feminista y como mujer", confesó.

"A ella le pasó lo mismo que a mí; exactamente igual, los mismos comportamientos, salvo que de distinta manera porque Valeria es una persona y yo, otra, con distintas formas de ser, y se fueron desarrollando hechos distintos de maltrato, pero en las dos ocasiones fueron maltrato", remarcó.

Asimismo, Érica Rivas explicó que rompió su silencio para evitar que Darín siga maltratando a otras mujeres.

"Una cosa que me hizo saltar fue que yo le dije que esto era violencia machista y él me dijo que no lo dijera porque no me lo iba a creer nadie. Una frase tremenda y me hizo dar cuenta de con quién estaba hablando y me dije: esto ya es mucho", sostuvo.

La actriz, que nunca se vio envuelta en escándalos, contó que, tras reiteradas discusiones con el actor, el detonante para dejar la obra fue un episodio en el que hubo gritos: "Un maltrato de puteada y gritos fuerte ante el cual yo no pude seguir. No admito eso; no me hizo bien y no quise seguir con esas formas, porque además él siempre pedía disculpas y siempre volvía a hacer lo mismo", remarcó.

Tanto ella como Bertucelli declararon que el actor las maltrataba, les pedía disculpas y les volvía hacer lo mismo. Rivas dijo que primero creyó que podía dominar la situación.

"Tengo buen carácter y la gente quiere estar conmigo, y toda la gente a mi alrededor, salvo mi novio, me decían: vos vas a poder, pero yo estaba todo el tiempo sintiéndome insegura y el problema, según él, era que yo estaba haciendo las cosas mal como actriz, pero yo siempre sentía que iba a poder calmarlo, que quizás estaba con otros problemas. Muchas veces le pregunté: ¿pasa otra cosa? Quizás no te gusto como actriz, no soy la que te gustaría que fuera. A mí la obra me pegaba mucho; todas las noches ponía mi cuerpo y mi corazón para hacerlo, pero pensaba que quizás yo lo estaba haciendo mal; hasta llamé a amigos para que me vinieran a ver a ver", acotó.