Catherine Contreras

Hace 20 años que Fátima Arrieta vistió a El Autor. Al de Pedro Calderón de la Barca, hay que aclarar. Fue en la escenificación de "El gran teatro del mundo", que se presentó en la Plaza Mayor de Lima, por los 80 años de la PUCP. Entonces, la diseñadora también engalanó a la Hermosura, al Rey y al Rico; y envolvió de miserias al Pobre. Los vistió solo a ellos, para esa monumental obra donde la recordada Mocha Graña tuvo a cargo el vestuario general.

► 

Diez años después, en el drama filosófico "La vida es sueño", Fátima retomó esta faceta que une moda y teatralidad. Esta vez el hijo fue completamente suyo: creó un impactante vestuario para 120 actores, también convocados por la universidad.

Auto sacramental

Auto sacramental "La vida es sueño", de Pedro Calderón de la Barca. Montaje de 2007. (Foto: Dante Piaggio)

Este 2017, conmemorando el primer centenario de la PUCP, serán 200 las personas que lucirán sus creaciones en una nueva adaptación de "El gran teatro del mundo", sobre el atrio de la iglesia San Francisco.

HILVANAR IDEAS
Fátima Arrieta siente que fue ayer cuando la convocaron para ser parte de una nueva versión de este auto sacramental. Fue hace casi un año, pero recién en noviembre pasado Luis Peirano (director) llamó al equipo para un primer ensayo. Allí la diseñadora empezó a imaginar los trajes de cada personaje.

Esta vez el Rey (Gabriel Gil) sería más joven, casi un príncipe, y su estilo no representaría una época específica. El Rico (Jaime Lértora) adoptaría el estilo de un 'new rich' enfundado en un terno blanco y negro, más acorde con nuestros tiempos. La alta costura se deslizaría sobre los diseños de la Hermosura (Mónica Sánchez), cuyos vestidos bordados responderán a la tendencia que caracteriza a la creadora.

Ricardo Dávila (especialista en tocados) volverá a complementar el trabajo de la diseñadora, que viene confeccionando el complejo guardarropa con un equipo de 14 costureras.

Para Fátima hay un punto en común entre la pasarela y el teatro: sobre ambos espacios el diseño sirve como lenguaje para contar una historia. La diferencia está en que no es lo mismo vestir a una modelo que por solo un minuto caminará sobre la pasarela, o vestir a una novia, cuyo sueño  Fátima está dispuesta a cumplir.

En montajes como estos, Fátima asume que atiende a una cliente con múltiples personalidades, porque detecta una exigencia en cada actor, cuyo confort escénico debe atender sin dudar.

"Encargos como este te sacan de tu día a día, te llevan a otro mundo para verlo desde otra perspectiva", reconoce la especialista, que en paralelo a esta puesta en escena, sigue muy enfocada en dos colecciones propias.

Una es de novias, inspirada en la marinera, y otra es de alta costura, que responde a un proyecto de largo aliento basado en una temática deportiva. "Rompe con mi estilo, estoy cambiando un poco", adelanta la creadora.  Escucharemos sus novedades tras el estreno del auto sacramental en abril.

EL DETALLE

Lugar: atrio de la iglesia San Francisco. Dirección: esq. Jr. Lampa con Jr. Áncash, Centro Histórico. Días: del 27 de abril al 3 de mayo, 8 p.m. Entradas: Teleticket (15% de descuento para Suscriptores El Comercio).

TAGS RELACIONADOS