"Mrs. Klein": la relación madre- hija en escena
"Mrs. Klein": la relación madre- hija en escena
Catherine Contreras

Carlos Tolentino enfrenta la complejidad de la relación madre-hija, enmarcada en las reflexiones que del psicoanálisis tienen tres mujeres. Se trata de “Mrs. Klein”, un montaje que destaca por dos motivos: por un lado, da inicio a la temporada teatral 2016 del Centro Cultural El Olivar y, por otro, marca el debut de la Municipalidad de San Isidro como productora teatral, desde la adquisición de los derechos de autor, pasando por la contratación del equipo, hasta la administración de la taquilla.

“Es totalmente innovador”, destaca Tolentino, quien hace un año asumió el cargo de director artístico en este espacio. “Este es un primer lanzamiento para ver cómo nos comportamos, cuál es el rol de un teatro producido por una municipalidad”, explica, destacando que por años han sido los centros culturales privados los que “suplieron una labor que le corresponde al Estado, porque es él quien debería ser el ente gestor”. 
 
PRIMER PROYECTO
En esta nueva etapa, la elegida ha sido “Mrs. Klein”, obra del dramaturgo británico Nicholas Wright, “una historia muy fuerte y descarnada, además de honesta”, refiere Tolentino.

La historia se enmarca en el Londres de los años 30, cuando una madre y su hija enfrentan culpas y reproches, lamentos y reflexiones, que se tejen en un tenso momento familiar: ha muerto Hans, el hijo, el hermano, en un accidente. Melanie Klein (Attilia Boschetti), la reconocida psicoanalista que estudió el desarrollo infantil, recibe la noticia en su casa, donde llegan su hija Melitta Schmideberg (Alexandra Graña) y la joven psicoanalista Paula Heimann (Mariajosé Vega). 

Para Tolentino, la elección de esta obra no es casual. “Me interesan las historias de mujeres. Siento que en ellas yo descubro la figura del hombre ausente [...] y en esta es el hijo, de quien la historia dice que tuvo un accidente. [Pero además] Mrs. Klein se divorció. El marido de Melitta era homosexual, lo cual no lo invalida, pero es una figura que no corresponde a lo que [los cánones] exigen o se espera; en todo caso no tuvo hijos. Melanie sí tuvo 3, y dos de ellos fueron sus conejillos de india. Melitta siguió haciendo terapia con ella, y luego de esta reunión nunca más se volvieron a ver”, revela Tolentino, quien considera además que la relación madre-hija es una de las más difíciles que existe. 

Sin duda, dirigir a tres mujeres en un montaje tan exigente representó para él un reto. “Cuando dirijo una obra pongo en el proceso mi incertidumbre, mis propias dudas, y sigo buscando [...] Es imposible meterte a hacer esta obra sin comprometer tu propia experiencia. Nos íbamos a ensuciar las manos, porque es fuerte y el tema mueve”, reconoce, destacando la labor del elenco que mañana subirá a escena. “Mrs. Klein” será la primera de seis obras en esta temporada, que en mayo incorporará a jóvenes directores.

Lugar: Centro Cultural El Olivar. Dirección: Calle La República 455, San Isidro. Día y hora: Estrena el jueves 10, 8 p.m. Entrada: S/40 (general).

TAGS RELACIONADOS