visitó París en promociones de ""y reveló detalles de las arriesgadas escenas de acción que grabó para la nueva cinta de la exitosa saga de acción, donde incluso llegó a quebrarse un tobillo durante un salto entre dos edificios.

“La diferencia entre cuando vemos a Tom rodar estas escenas y cuando vosotros las disfrutáis es que sabéis que sobrevivió. Trabajar con él es un estrés diario porque temes que no esté al día siguiente”, bromeó Simon Pegg, compañero de reparto de Tom Cruise, sobre las escenas de riesgo del actor.

Para Christopher McQuarrie, director de la película, el mayor reto del rodaje en París fue la escena del Arco del Triunfo. "Nos cedieron el monumento dos horas, poco antes del amanecer, así que teníamos 90 minutos para filmarlo todo. Tenía miedo de ver las imágenes, tardé semanas en hacerlo, pero son preciosas, y a quien le guste la ciudad, le encantará la secuencia", manifestó el director.

"Lo primero que hicimos fue diseñar una animación de la escena y decidimos cuánto de todo eso era factible físicamente sin matar a Tom Cruise. Por supuesto, él estaba dispuesto a hacer mucho más de lo que cualquiera quería permitirle", agregó el director con respecto al salto del actor.

Por su parte, dijo del riesgo tomado en "": "Sin duda es una de las acrobacias más extremas de esta película, pero no se puede obtener ese tipo de resultado con un fondo verde".