Redacción EC

La boda entre el príncipe y la abogada peruana , el viernes en la Basílica de San Pedro, acaparó la atención del mundo. 

Cada paso de los novios fue seguido por la prensa peruana e internacional, pero hubo un pequeño detalle de Christian de Hannover cuando se dirigía a la iglesia, acompañado de su madre Chantal Hochuli, que llamó -especialmente- la atención.

Mientras saludaba al público, el príncipe de 32 años tuvo el amable gesto de acercarse a darle la mano y un beso a un anciano que se encontraba detrás de la valla de seguridad. (Puedes ver las imágenes en el video que acompaña esta nota).

Para esta boda real, las calles aledañas fueron cerradas por la policía al tránsito de vehículos y peatonal.

La pareja, que había contraído matrimonio civil el año pasado en Londres, llegó a Lima a sellar su unión con una ceremonia religiosa, acompañada de familiares y amigos.

La novia y abogada de 27 años ingresó al templo del brazo de su padre, el empresario peruano Felipe de Osma.

La novia vestía un traje del diseñador español Jorge Vázquez, cuya larga cola llevaba Alejandra de Hannover, la media hermana del novio, quien es hija de Carolina de Mónaco y de Ernesto de Hannover, el padre de Christian que también estuvo presente en la boda.

Ademas lució un diadema floral, una joya histórica que data del siglo XIX. Esta pieza ha sido usada por otras personalidades de la familia real alemana como Carolina de Mónaco y Chantal Hochuli, ex esposas de Ernesto de Hannover.

El diadema está elaborada en plata y oro con incrustaciones de cientos de diamantes con motivos florales (brotes, hojas, flores, ramas) como símbolo de lealtad, según destaco la prensa local.

A la ceremonia asistieron también el príncipe Pablo de Grecia y su hija Olympia, Antonius von Furstenberg, la diseñadora brasileña Andrea Dellal y la supermodelo británica Kate Moss, entre otros.

Tras el enlace, la pareja y sus invitados acudieron a un almuerzo en el Club Nacional. Luego tendrían otra recepción en la residencia Berckmeyer, propiedad de la familia de Alessandra de Osma.

El sábado se realizará una fiesta en el Museo Pedro de Osma, situado en el distrito limeño de Barranco.

Las celebraciones en torno a la boda empezaron el jueves por la noche, con una cena en un restaurante del distrito limeño de San Isidro.