(Foto: FIFA)
(Foto: FIFA)
Redacción EC

A los 45 minutos del partido inaugural del Mundial México 70, entre la selección local y la Unión Soviética, hubo un acontecimiento realmente histórico para el fútbol: la primera sustitución en la historia de las Copas del Mundo.

Durante el descanso, el seleccionador soviético, Gavriil Kachalin, decidió hacer uso de los cambios, recién introducidos en aquella fase final. El DT colocó a Anatoly Puzach en lugar de Viktor Serebryanikov para el segundo tiempo.

Desde ese momento, las sustituciones se han vuelto parte esencial del fútbol, tanto así que muchos de los suplentes han cambiado radicalmente el rumbo de los partidos.

Uno de los ejemplos más recordados es el caso del alemán Mario Götze en el Mundial Brasil 2014. El futbolista del Borussia Dortmund arrancó en el banco, pero luego anotó el único gol en la final ante Argentina.

Otro futbolista que hizo historia de esa manera fue el italiano Alessandro del Piero. La leyenda de la Juventus entró en el tiempo suplementario contra Alemania, en semifinales de 2006, pateó el tiro de esquina que desembocó en el gol de Fabio Grosso y anotó el segundo tanto al ángulo (2-0).

LEE TAMBIÉN...

TAGS RELACIONADOS