Redacción DT

Miles de aficionados recibieron en Bruselas a la selección de , que logró el tercer puesto en el tras imponerse a Inglaterra en la final de consolación (2-0), el mejor resultado del equipo en la historia de la competición internacional.

La Grande Place de Bruselas se tiñó de negro, amarillo y rojo. Ocho mil personas, el número máximo autorizado en ese lugar concreto por motivos de seguridad, desafiaban al fuerte calor para poder ver a los jugadores.

En las calles vecinas se habían colocado pantallas para que los hinchas pudieran seguir la ceremonia y luego la final del Mundial Rusia 2018. Según la policía de Bruselas, más de 40 mil personas aplaudieron a los jugadores, que el sábado ganaron 2-0 a Inglaterra en el partido por el tercer lugar.

Los 23 jugadores que volvieron del Mundial Rusia 2018 fueron recibidos primero por los reyes belgas y luego acudieron al Ayuntamiento de Bruselas, en plena Grande Place, con un autocar descubierto.

Raciones de papas fritas, cerveza, 'selfis'... los jugadores disfrutaron relajados de la jornada y fueron apareciendo uno a uno en el balcón, ovacionados por la multitud.

Fuente: AFP