Artem Dzyuba celebrando su anotación en el duelo. (Foto: Reuters)
Artem Dzyuba celebrando su anotación en el duelo. (Foto: Reuters)
Redacción EC

Rusia, anfitrión del Mundial 2018, venció fácilmente a la selección egipcia que comanda Mohamed Salah, delantero que acaba de recuperarse de una lesión en el hombro. El marcador terminó a favor de los europeos, pero pudo haber sido más abultado.

Los goles llegaron gracias a Ahmed Fathy, en propia meta, Denis Cheryshev y Artem Dzyuba.

Cuando faltaban veinte minutos, Salah anotó de penal y le dio esperanzas al conjunto egipcio, aunque sin éxito.

A Rusia, que casi ya está clasificada a octavos, aún le queda enfrentar a Uruguay, mientras que Egipto va por el milagro ante Arabia Saudita: debe golear y esperar resultados.

LEE TAMBIÉN...