Alemania detuvo a un presunto espía de Estados Unidos
Alemania detuvo a un presunto espía de Estados Unidos

Berlín (DPA). Nuevo capítulo en el escándalo del la Fiscalía investiga a un trabajador de los servicios secretos alemanes por haber espiado presuntamente durante dos años para la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA), según informaciones de la agencia dpa y otros medios alemanes.

Oficialmente sólo se ha confirmado hoy que un alemán de 31 años está siendo investigado por la sospecha de haber sido captado por servicios de inteligencia extranjeros.

De acuerdo a la publicación alemana "Der Spigel", la Fiscalía general alemana detuvo el miércoles al trabajador de los servicios secretos (BND) y el jueves un juez decretó una orden de detención en su contra.

Según este medio y otros como el diario "Süddeutsche Zeitung", el hombre se habría ofrecido a como espía a cambio de dinero. El detenido habría confesado todo después de su detención.

Está acusado, entre otras cosas, de haber filtrado documentos secretos del Comité de Investigación del Parlamento alemán (Bundestag) encargado de esclarecer desde hace tres meses el escándalo de espionaje de Estados Unidos en suelo alemán, que llegó a interceptar las comunicaciones de la canciller alemana,

"La canciller alemana, Angela Merkel, fue informada de esta acusación el jueves", indicó el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, que calificó el asunto como "grave". Sin embargo, no quiso explicar si trató ese tema durante la conversación telefónica que mantuvo ayer con el presidente estadounidense,

"El gobierno alemán va a esperar a ver el informe final de las investigaciones de la Fiscalía alemana", afirmó en la rueda de portavoces. "Si sale algo se tomarán las consecuencias que tengan que ser tomadas, pero aún no estamos en ese momento", agregó.

Por su parte, el gobierno estadounidense se limitó a declarar "sin comentarios" al ser preguntado por dpa sobre este nuevo episodio en el espionaje de su país, que ha lastrado las relaciones internacionales con las mayor economía de Europa.

ROBO DE DOCUMENTOS
De acuerdo al diario más vendido de Alemania, "Bild", el hombre del BND habría trabajado al menos dos años como "agente doble". En base a fuentes cercanas a los círculos de seguridad del país, el rotativo informó que el alemán habría robado 218 documentos secretos del BND y los habría grabado en un pendrive.

En un encuentro con agentes estadounidenses en Austria habría recibido 25.000 euros a cambio de ese pendrive. Entre los documentos vendidos se encontrarían al menos tres del Comité del Bundestag. Presuntamente recibió la transferencia directamente de la embajada de Estados Unidos.

Hasta ahora las autoridades alemanas no han querido dar detalle alguno indicando que se trata de "una investigación en curso". El Comité del Bundestag fue informado el jueves en una reunión. Ahora se especula si también trabajaba para otros servicios secretos como el ruso, como apuntan algunos medios alemanes.

TENSA CALMA
El presidente de la fracción parlamentaria del Partido Socialdemócrata alemán (SPD), Thomas Oppermann, reclamó una explicación incondicional. "Sería un enorme ataque a la libertad del Parlamento y a nuestras instituciones democráticas en su conjunto", afirmó. "Estados Unidos tiene la obligación moral ahora de explicar lo sucedido". Mientras, la oposición lo calificó del "mayor caso de espionaje en Alemania".

es uno de los países centrales más afectados por el escándalo del espionaje internacional de la NSA, que al parecer interceptó millones de comunicaciones privadas en el país y realizó escuchas al teléfono móvil de Merkel. El escándalo fue destapado por el ex agente de inteligencia estadounidense Edward Snowden.

El tema tuvo una fuerte repercusión en Alemania, un país particularmente sensible al manejo de la privacidad de las comunicaciones y al derecho a la intimidad debido, entre otros factores, a las secuelas dejadas también en este sentido por el nazismo y la Stasi, la policía política de la Alemania comunista.