Alemania investiga a un segundo presunto espía de EE.UU.
Alemania investiga a un segundo presunto espía de EE.UU.

Berlín (Reuters). está investigando a un segundo sospechoso de espiar para Estados Unidos en su Ejército, días después de que el arresto de un miembro de su agencia de inteligencia que trabajaba como doble agente pusiera a prueba las relaciones ya tensas entre ambos países por acusaciones de espionaje.

La oficina de la Fiscalía Federal dijo en un comunicado que las autoridades habían comenzado a realizar registros en Berlín el miércoles por la mañana en relación con el supuesto espía, que no ha sido arrestado. No dio más detalles.

"El sospechoso es del Ejército", dijo una fuente de seguridad a Reuters, que habló bajo condición de anonimato.

La nueva investigación llega días después de que Alemania arrestara a un empleado de 31 años del servicio de inteligencia exterior BND que ha admitido haber pasado documentos a un contacto de El Ministerio de Exteriores ha pedido explicaciones al embajador estadounidense.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo el lunes que si se demostraba que era cierto que el trabajador de BND espiaba para su aliado en la OTAN, sería un "caso grave".

Los documentos incluyen detalles de una investigación parlamentaria sobre las afirmaciones del ex analista de inteligencia de Estados Unidos Edward Snowden de que Washington llevó a cabo vigilancias en Alemania, incluido el teléfono de la canciller.

Se cree que el nuevo caso, del que se informó el miércoles, es más grave que el de la semana pasada, dijo el diario Sueddeutsche Zeitung en una copia adelantada de la edición del jueves.

El Ministerio de Defensa confirmó que se estaba llevando a cabo una investigación pero no quiso dar más detalles. La embajada de Estados Unidos en Berlín no estuvo disponible para comentar al respecto.

Las últimas afirmaciones tensan aún más los lazos con Washington, con el que las relaciones ya se han puesto a prueba después de las informaciones del año pasado de que la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos llevó a cabo una vigilancia a gran escala.

Merkel dijo el miércoles que estaba hablando con Estados Unidos, pero no quiso hacer comentarios sobre el contenido.

Dos funcionarios estadounidenses familiarizados con el caso del trabajador del BND arrestado dijeron a Reuters el lunes que la Agencia Central de Inteligencia estaba implicada en una operación de espionaje contra Alemania que llevó al supuesto reclutamiento de un miembro de la inteligencia alemana.

La vigilancia es un tema delicado en un país donde el recuerdo de la Gestapo, la policía secreta de los nazis, y la Stasi del este de Alemania hacen que el derecho a la intimidad sea muy apreciado.

Tras las revelaciones de Snowden, Berlín pidió que Washington aceptara un "acuerdo de no espionaje", pero Estados Unidos no ha mostrado voluntad para un compromiso tal. Las autoridades alemanas también enfatizan que dependen de los organismos estadounidenses de inteligencia.