Al menos 60.000 personas han muerto en la guerra civil de Siria, dijo el miércoles la comisaria de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Navi Pillay, al mencionar un exhaustivo estudio llevado a cabo por la entidad.

En cinco meses de análisis, los investigadores cruzaron siete fuentes referenciales para compilar una lista de 59.648 individuos reportados muertos en Siria entre el 15 de marzo del 2011 y el 30 de noviembre del 2012.

Puesto que el conflicto no ha cesado desde fines de noviembre, podemos asumir que más de 60.0000 personas han perdido la vida para inicios del 2013, dijo Pillay.

El número de víctimas fatales es mucho mayor a lo que esperábamos y resulta verdaderamente impactante, declaró.