El 2 de octubre del 2019, Corea del Norte lanzó la tercera versión de su misil Pukguksong desde la bahía de Wonsan. El ensayo fue considerado un "logro importante" por haber sido realizado desde un submarino. (Foto: AFP vía KCNA).
El 2 de octubre del 2019, Corea del Norte lanzó la tercera versión de su misil Pukguksong desde la bahía de Wonsan. El ensayo fue considerado un "logro importante" por haber sido realizado desde un submarino. (Foto: AFP vía KCNA).
Redacción EC

Un funcionario del Gobierno de Estados Unidos confirmó el martes que lanzó al menos dos misiles durante un ensayo realizado el último domingo, convirtiéndose en el primer evento de este tipo desde que Joe Biden asumió la presidencia el 20 de enero.

Otros funcionarios detallaron a la agencia AFP que se trataban de misiles de “corto alcance” que “no están sancionados por las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU contra el programa de misiles balísticos de Pyongyang”.

MIRA: Corea del Norte desafía a Biden con el lanzamiento de misiles, pero Estados Unidos lo minimiza

Corea del Sur, por su parte, informó haber monitorizado dichos ensayos en cooperación con Washington y añadieron que “se sospecha que son dos misiles de crucero (lanzados) desde Oncheon hacia el Mar Amarillo”, según un documento difundido por el Estado Mayor Conjunto.

La actividad bélica llega 11 días después de que un funcionario de alto rango de Washington dijera a la cadena CNN que la Administración de Biden ha intentado contactar con el régimen de Kim Jong-un desde mediados de febrero “para reducir los riesgos de una escalada”.

Pese a ello, la semana pasada Corea del Sur y Estados Unidos realizaron maniobras conjuntas durante la visita de los secretarios de Estado y Defensa estadounidenses a Seul, tras lo que Pyongyang barajó la posibilidad de retomar sus ensayos de misiles, suspendidos desde marzo del 2020.

A continuación, repasamos los últimos hechos relacionados con la carrera armamentística de Corea del Norte:

Febrero del 2021

Un informe elaborado por un panel de expertos de la ONU advirtió que el régimen norcoreano había conseguido modernizar su arsenal nuclear y sus misiles balísticos pese a las sanciones impuestas por las Naciones Unidas. Además, agregaron que financiaron dichos avances con el “robo (por parte de Corea del Norte) de activos virtuales desde 2019 a noviembre e 2020 está valorado en aproximadamente 316,4 millones de dólares”.

Enero del 2021

El 14 de enero se celebró, luego de cinco años, el Congreso del Partido de los Trabajadores. En ese acto, un desfile militar captó la atención internacional pues el régimen de Kim Jong-un presentó lo que aseguraba era “el arma más poderosa del mundo”.

El arma más potente del mundo, el misil balístico lanzado desde un submarino, entró en la plaza, uno tras otro, demostrando fuertemente el poderío de las fuerzas armadas revolucionarias”, reseñó en aquella oportunidad la agencia estatal KCNA en referencia al nuevo Pukguksong-5, un misil balístico de última generación que podía ser lanzado desde un submarino.

Marzo del 2020

El 28 de marzo la Junta de Estado Mayor de Corea del Sur confirmó que Corea del Norte había lanzado un proyectil de características desconocidas que cayó en el Mar de Japón. El Ministerio de Defensa nipón, por su parte, confirmó el lanzamiento y dijo que el proyectil no entró en su territorio.

Una semana antes, Pyongyang había disparado dos misiles de corto alcance que cayeron en el mismo lugar. En total, .

Dichos eventos coincidieron con el estancamiento en las negociaciones que sostenían con Estados Unidos en busca de lograr un programa de desnuclearización en la península, pero que resultaron infructuosas.

Enero del 2020

El 1 de enero, Kim Jong-un anunció el final de una moratoria sobre ensayos nucleares y pruebas de misiles que había anunciado en el 2018 asegurando que “no tenemos motivos para continuar ligados unilateralmente a este compromiso” en referencia al fracaso de las conversaciones con Estados Unidos contra quienes prometió “una acción impactante para hacer pagar el precio del dolor sufrido por nuestro pueblo”.

Diciembre del 2019

El 14 de diciembre, la Academia de Ciencias de Defensa de Corea del Norte anunció que había realizado con éxito una “prueba crucial” en su centro de lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales que le permitirían alcanzar territorio continental estadounidense.

El día 9 del mismo mes, fotos satelitales tomadas por la empresa Planet habían captado la prueba de un motor para misiles en la base de lanzamientos espaciales de Sohae, al noroeste del país.

Si bien Sohae ha sido utilizado para lanzar satélites, se considera un punto clave para el desarrollo del programa armamentístico emprendido por Pyongyang, principalmente porque les permite conocer mejor el funcionamiento de motores de combustible líquido para proyectiles.

Noviembre del 2019

El viernes 29 Kim Jong-un supervisó la prueba de un “lanzador de misiles múltiples de grandes dimensiones”. Un día antes se había registrado el disparo de “dos proyectiles no identificados” desde Corea del Norte.

El entonces primer ministro japonés Shinzo Abe consideró dicha prueba como un “serio desafío”. Según la agencia estatal norcoreana KCNA, la prueba estaba “destinada a evaluar” la capacidad de sus sistemas; además, “demostró la superioridad militar y técnica de este sistema de armas y su sólida fiabilidad”.

Octubre del 2019

El día 31, KCNA confirmó que el régimen norcoreano realizó un ensayo utilizando un “lanzacohetes reactivo supergrande” para “verificar la seguridad del sistema de disparo sucesivo del armamento”. Al menos dos de esos proyectiles fueron a parar al mar de Japón, según fuentes militares de Corea del Sur.

Dicha prueba fue realizada por la Academia de Ciencias de la Defensa Nacional, según KCNA.

El 2 de octubre, Pyongyang había lazando un misil desde un submarino asegurando que se consiguió un “logro importante” para hacer frente a las denominadas “fuerzas externas”.

Este último proyectil fue la tercera versión de su misil Pukguksong y fue lanzado desde la bahía de Wonsan.

En total, durante el 2019, el régimen de Kim Jong-un llevó a cabo 13 ensayos balísticos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR