Redacción EC

Hace una semana, Beijing reportó un rebrote de que llevó a las autoridades de la capital china a cancelar más del 60% de sus vuelos, cerrar escuelas y decretar una nueva cuarentena en la mayoría de vecindarios de la ciudad. Ahora, enfrenta un panorama similar luego de que el alcalde de la ciudad reconociera que se enfrentan a una nueva ola de contagios. Este fenómeno se repite en al menos una decena de países que se encontraban camino a la tan mentada “nueva normalidad”, lo que hace temer que el rápido contagio del virus los regrese a punto cero.

Si bien en el caso pequinés las autoridades consideran haber controlado esta nueva ola que viene dejando un total de 227 casos nuevos, algunas medidas se mantendrán durante los próximos 15 a 30 días. Mientras que en la capital surcoreana han advertido que podría retomarse aislamiento social levantado desde el 5 de mayo.

Alemania es otro país que enfrenta un panorama similar. El jueves detectaron 1.000 casos positivos de coronavirus en una empresa cárnica ubicada en la ciudad de Rheda-Wiedenbrück, lo que provocó el cierre de escuelas locales. En Gotinga, otro centenar de nuevos contagios llevó a poner en cuarentena a 700 habitantes.

Portugal, por su parte, registró a finales de la semana anterior el mayor aumento de casos de coronavirus de todo el mes, focalizados principalmente en Lisboa.

El panorama no ha pintado diferente en España, donde se han registrado 34 rebrotes desde el 11 de mayo, según datos del Ministerio de Sanidad, donde se mantienen 9 activos aunque “controlados”, según las autoridades.

Estados Unidos, Uruguay, Irán e Israel son otros países que también registraron nuevos focos de contagios en las últimas semanas.

Esta nueva ola, además de los evidentes riesgos sanitarios, también ha puesto en sobreaviso a los diferentes mercados económicos como la Bolsa de Madrid, que el lunes cerró con una caída bajo los 7.400 puntos o llevando que distintos inversores en el mundo renuncien a sus valores más expuestos.

Estos valores hacen referencia a los que se verían directamente afectados en caso de que se decreten nuevas cuarentenas. En el caso del Perú, por ejemplo, serían los de servicios, como los restaurantes”, explica a El Comercio el exministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne.

Sin embargo, el economista se muestra optimista ante el panorama de recuperación que se ha podido apreciar en los últimos días. “En Estados Unidos se esperaba una recuperación para el tercer trimestre del 2021 y, según el Financial Times, esta se adelantaría al segundo trimestre”, precisa. “Eso llevaría a que se de un crecimiento en ‘V’ y ya no en ‘U’ o ‘L’ como se venía discutiendo desde hace algún tiempo”.

Sin duda, cualquier variación en la economía estadounidense tendría repercusión en el resto de mercados globales, ya sea como motor de aliento para nuevas inversiones o como aviso de precaución.

Sin duda, lo peor que podría pasar sería una segunda cuarentena total, como en la primera ocasión. Pero incluso entonces ya hay más estudios de los que habían en marzo, ya se sabe un poco más sobre lo que se tendría que hacer”, explica. “Yo mas bien creo que se verán cuarentenas focalizadas como en Alemania o algunos estados de Estados Unidos”.

A lo largo del día también se conoció los avances que tendría la Universidad de Oxford en los estudios sobre la posible vacuna ante el Covid-19, de acuerdo a lo dicho por el investigador de esa institución, Adrian Hill, se podría contar con la misma para octubre de este año.

La de Oxford es claramente la más cercana a mostrar resultados. Si mañana salieran a decir que para diciembre tendrán la vacuna eso implicaría que para enero se comenzaría a distribuir y, sin duda, eso ayudaría a la proyección de los mercados porque estos se adelantan 6 meses, provocaría que se catapulten”, concluye.

__________________________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

__________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo esencial sobre el coronavirus

__________________________

VIDEO RECOMENDADO

China: Beijing anuncia una "situación extremadamente grave" por nuevos casos de coronavirus. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR