Imagen del 2007 en la que se ve a Katie Hopkins. AP
Imagen del 2007 en la que se ve a Katie Hopkins. AP
Redacción EC

Las cuarentenas son el más grande engaño en la historia de la humanidad”. Durante su aislamiento en , la comentarista británica Katie Hopkins grabó un video quejándose del supuesto disparate que es encerrarse para evitar el .

MIRA: Australia: Sídney endurece el confinamiento ante persistente brote de coronavirus

Y desde que el viernes pasado lo subió a You Tube, más de 37 mil personas lo vieron, incluso, las autoridades del gobierno, quienes decidieron deportarla.

Creo que es una mierda que yo pueda estar aquí y ustedes no. Creo que es una mierda que las familias no puedan unirse con sus familiares moribundos... Conozco a mamás que no pueden ver a sus hijos por esto”, también dijo en ese video.

MIRA: 12 millones de australianos amanecen confinados por el coronavirus FOTOS

anota que la comentarista estaba en Australia para sumarse al programa de televisión “Big Brother”, pero que, luego de amenazar con “asustar a los trabajadores” del hotel al salir de su habitación sin “respetar los protocolos”, empezaron los problemas.

Los oficiales me dijeron que cada vez que dejaran mi comida, tocarían la puerta, y yo debía esperar 30 segundos para abrirla, con mi mascarilla puesta”, contó en el .

Y en son de broma:

Y lo que estoy tratando de hacer es que, cuando toquen la puerta, correr hacia ella, abrirla y asustar a la persona porque estaré desnuda y sin mascarilla, de manera que el oficial que venga, me regañará y todo mientras estoy desnuda. A eso es a lo que quiero jugar”.

En , su visa fue cancelada.

Además, según la , se le puso una multa de mil dólares por “no usar una mascarilla”.

La Ministra del Interior, Karen Andrews, : “Personalmente, estoy muy feliz de que se irá”.

UN IMÁN DE PROBLEMAS

Esta no es la primera vez que Katie Hopkins se mete en problemas.

Según “”, ella es también una activista de la extrema derecha y simpatiza, por ejemplo, con el expresidente de Estados Unidos Donald Trump, quien solía compartir sus mensajes de redes sociales.

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una visita a Londres. AFP
El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una visita a Londres. AFP

La popularidad de Hopkins, cuenta el , se rastrea a la versión inglesa de “The Apprentice”. “Ella también ha tenido sus propios programas, como ‘If Katie Hopkins Ruled the World’ y ‘My Fat Story’”.

Pero se volvió polémica por sus columnas en “The Sun” y en el Mail Online. Se recuerda, por ejemplo, la columna publicada en el primer medio :”¿Botes de rescate? Preferiría las armas para detener a los migrantes”.

En ese artículo, ella :

No, no me interesa. Muéstrame las fotos de los ataúdes, muéstrame los cuerpos flotando en el agua, que suenen los violines y muéstrame a gente esquelética sintiéndose triste. Aun así, no me importa”.

Y agregó:

Traigan las armas, forcemos a los migrantes a regresar a sus costas y quememos sus botes

” recuerda otra polémica:

En el pasado, Hopkins ha comparado a los inmigrantes con cucarachas y ha pedido una ‘solución final’ para los musulmanes luego del atentado en el Manchester Arena del 2017. A ella la obligaron a renunciar de la estación de radio LBC luego de que hablara de esa ‘solución final’”.

Katie Hopkins con un vestido, lista para asistir a una reunión del Partido Conservador, en Manchester. REUTERS
Katie Hopkins con un vestido, lista para asistir a una reunión del Partido Conservador, en Manchester. REUTERS

Trump la por Twitter:

Gracias a la respetada columnista por sus poderosas palabras sobre el problema del Reino Unido con los musulmanes”.

Y tanto Hopkins como Trump compartieron el mismo destino en lo que se refiere a Twitter: ambos fueron expulsados de la red social.

En el caso de Hopkins -con más de 1.1 millones de seguidores-, el motivo fue violar la conducta de odio de la plataforma, cuenta “”.

¿Qué sucedió? En enero del año pasado, ella se quejó de que le habían quitado a su cuenta el check azul de verificación de autenticidad. En respuesta, Twitter dijo:

Mantener Twitter seguro es una prioridad para nosotros. El abuso y la conducta de odio no tienen cabida en nuestro servicio y continuaremos tomando medidas cuando se rompan nuestras reglas”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR