¿Cómo es ser gobernante de oposición en Venezuela?
¿Cómo es ser gobernante de oposición en Venezuela?

La alcaldía que preside , el político opositor venezolano arrestado este jueves, pasó de ser una de las más importantes del país a ser prácticamente irrelevante.

Según cifras del mismo Ledezma, que fue detenido al ser acusado de planear un supuesto golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro, la Alcaldía Metropolitana de Caracas fue despojada del 99,5% de sus competencias y recursos desde que el opositor fue elegido en 2009.

Y se trata de una queja de todos los alcaldes y gobernadores de oposición en Venezuela: que les quitaron el poder.


Capriles asegura que el gobierno central obstaculiza su gestión en la gobernación de Miranda.

Capriles asegura que el gobierno central obstaculiza su gestión en la gobernación de Miranda.

Además, aseguran que sufren una persecución judicial que les limita su margen de maniobra como gobernantes: de las 76 alcaldías que presiden opositores, de 335 en total, 33 de ellos tienen al menos un caso judicial abierto.

Y no son esporádicas las denuncias de gobernantes opositores de que les sabotean la gestión, como ocurrió hace un mes cuando el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, dijo que los helicópteros de los bomberos y la policía de su jurisdicción no se pueden mover por orden del gobierno.

QUÉ DICE EL GOBIERNO
En el gobierno central esto se ve como una forma de actuación de la justicia, que no consideran politizada, pese a las constantes denuncias de la oposición.

Y, ante el despojo de competencias, el oficialismo dice que es una manera devolverle al pueblo el poder que "la burguesía le arrebató".

El fallecido presidente Hugo Chávez explicó varias veces que su idea de descentralización, una garantía de la constitución venezolana, era entregarles los recursos y las competencias a la gente.


Chávez consideraba que "la descentralización tenía el objetivo de dividir al país en pedacitos".

Chávez consideraba que

"El concepto imperialista de la descentralización tenía el objetivo de dividir al país en pedacitos; pretendían quitarle poder al Estado nacional, desmembrar al país", dijo, en 2007, cuando empezaban esta serie de políticas de reorganización del poder central y regional.

El nuevo proceso de "desconcentración", aseguró, "busca ceder el poder hacia el pueblo, hacia los consejos comunales", una institución de participación, articulación e integración entre los grupos sociales que, desde entonces, no han hecho sino crecer y adquirir poder en el país.

De hecho, la primera parte de la intervención de Maduro el jueves, cuando confirmó la detención de Ledezma, fue dedicada al empoderamiento de los consejos comunales y el establecimiento del Estado Comunal.

SIN PRESUPUESTO
"Bajo esa teoría el gobierno central ha activado varios métodos para bloquear la posibilidad de gestión de los gobernantes regionales opositores, aunque también, pero en menor medida, de los oficialistas", dice Mercedes de Freitas, directora de la sucursal en Venezuela de la ONG Transparencia Internacional.


Maduro acusa a Ledezma de "desestabilizar al país".