Podemos es la gran sorpresa en las elecciones de España
Podemos es la gran sorpresa en las elecciones de España

, el partido heredero del movimiento de los indignados, acabó con el bipartidismo español, aglutinando el descontento con el Partido Popular (PP) y del PSOE por la gestión de la crisis y los escándalos de corrupción. En las elecciones de hoy, al 68% de votos escrutados, consigue 68 diputados, colocándose como la tercera fuerza política en .

Su líder, el profesor de Ciencia Política Pablo Iglesias, de 37 años, no solo rompió moldes políticos, sino también estéticos con su pelo largo atado en una coleta y sus camisas arremangadas, sin corbata ni chaqueta, y ropa comprada en un supermercado.

Podemos, fundado en enero del 2014, subió como la espuma y llegó a ser la segunda fuerza en las encuestas. Por ahora está tercero. Aunque Iglesias sigue hablando de presidir el gobierno, su gran reto en estos comicios ha sido desbancar al PSOE como partido de referencia de la izquierda.

"Somos prudentes, pero a la vez somos optimistas, creemos que ahora mismo, hayan votado lo que hayan votado los ciudadanos, se ha terminado el turnismo, se ha terminado el bipartidismo", reaccionó el número dos de Podemos, Íñigo Errejón.

________ 

Ilusión por el cambio

El resultado de Podemos es "un enorme chute para la izquierda en toda Europa", afirmó en Twitter el influyente analista político británico Owen Jones, que dio públicamente su apoyo a la formación de Iglesias.

Estos comicios culminan un año de cambio electoral en el sur de Europa, tras la victoria de la izquierda radical de Alexis Tsipras en Grecia en enero, y la llegada al poder en Portugal en octubre de una coalición de partidos de izquierda, a pesar de que la derecha había sido la más votada.

Con el 66% de votos escrutados, el PP consigue 123 escaños de 350 posibles (lejos de la mayoría absoluta de 176), seguido por el PSOE con 94, Podemos con 68 y el centroderechista Ciudadanos con 36 escaños.

Si se confirman estos resultados habría dificultades para generar una mayoría con la que formar gobierno en España, porque serían necesarios más de dos partidos para alcanzar la mayoría absoluta.

Esa hipótesis de mayoría solo la lograrían los dos partidos tradicionales, PP y PSOE, pero ese tipo de coalición es poco previsible y nunca se ha dado en la política española.

Socialistas y populares se han alternado en el poder desde 1982 y ahora ven cuestionado ese modelo con la eclosión de dos partidos emergentes, Podemos y Ciudadanos. 

TAGS RELACIONADOS