Al igual que Greta lucha contra el cambio climático, su hermana Beata se prepara para convertirse en un ícono del feminismo. Foto vía La Nación de Argentina
Al igual que Greta lucha contra el cambio climático, su hermana Beata se prepara para convertirse en un ícono del feminismo. Foto vía La Nación de Argentina

El activismo que caracteriza a la joven sueca de 16 años no es un hecho aislado de lo que sucede en la familia. Así como Greta se convirtió en una referente contra el cambio climático, su hermana Beata (14 años) se desenvuelve como cantante a través de sus redes sociales y se prepara para convertirse en un ícono del feminismo.

Beata Mona Lisa es cantante, nació en 2005, dos años después que Greta, y acumula más de 15.000 seguidores en su cuenta de Instagram, donde comparte videos en los que canta sus propias canciones.

Beata utiliza el apellido de su madre, Ernman y en la descripción de su perfil de Instagram dice que "pueden llamarla Bea" y que " ama bailar, la música y los abrazos cálidos".

En una entrevista, Beata manifestó su intención de " luchar por las chicas jóvenes". De hecho su madre reconoció algo que inquieta su hija menor: " Beata no entiende por qué los chicos valen más que las chicas", explicó su madre, Malena Ernman, en el libro “Nuestra casa está ardiendo”, en el que cuenta detalles sobre la familia Thungberg.

Las hermanas Greta y Beata Thunberg, de pequeñas. Ambas padecen rasgos de Asperger, Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) Trastorno de Oposición Desafiante (TOD) y Trastorno de Hiperactividad (TDAH). Foto vía La Nación de Argentina/ GDA
Las hermanas Greta y Beata Thunberg, de pequeñas. Ambas padecen rasgos de Asperger, Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) Trastorno de Oposición Desafiante (TOD) y Trastorno de Hiperactividad (TDAH). Foto vía La Nación de Argentina/ GDA

Beata Thunberg padece, al igual que Greta, rasgos de Asperger, Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) Trastorno de Oposición Desafiante (TOD) y Trastorno de Hiperactividad (TDAH).

Los síntomas en las dos hermanas aparecieron alrededor de los 10 y 11 años, pero, según contó su madre, en el caso de Greta se manifiestan de forma muy estructurada, mientras que Beata muestra "caos y pánico", según publicó el diario El Mundo. Además, sostuvo que tiene " un comportamiento difícil de controlar" y habla de episodios de "oscuridad y pánico".

Las hermanas no suelen hacer declaraciones en público sobre su vínculo, de la misma forma que sus redes sociales están más orientadas a dar visibilidad sus luchas individuales más que sus gustos o relaciones personales. No obstante, esto no significa que la una no apoye a la otra. Beata acompañó varias veces a su hermana a algunas de las reuniones o cumbres globales e, igualmente, Greta decidió apoyar públicamente a su hermana tras los constantes mensajes de odio que su familia recibe como consecuencia de su activismo.