Malasia: líder opositor fue condenado a cárcel por sodomía
Malasia: líder opositor fue condenado a cárcel por sodomía

El líder de la oposición en , Anwar Ibrahim, fue condenado hoy a cinco años de cárcel tras ser declarado culpable de sodomía (coito anal) por el Tribunal Federal, en un caso que el opositor denunció como una "conspiración política".

La máxima instancia judicial malasia ratificó la sentencia impuesta el año pasado por el Tribunal de Apelaciones contra Anwar Ibrahim, acusado en junio de 2008 de haber mantenido relaciones sexuales con su ayudante Saiful Bukhari Azlan, quien lo denunció a la Policía por el delito de sodomía.

El juez Arifin Zakaria dijo que el testimonio de Saiful "es creíble" y coincide con "amplias pruebas corroboradoras", entre ellas de ADN, que también fueron encontradas por los jueces que dictaron la condena inicial contra el político.

"No tenemos ninguna razón para enmendar ese resultado", dijo Arifin durante la lectura del fallo.

Anwar Ibrahim, de 67 años, insistió en negar los cargos y acusó a los jueces de seguir órdenes de sus "jefes políticos" y de ser cómplices de un crimen.

"Estoy consternado con esta decisión. Reitero mi inocencia (...) Esto es un total fabricación y una conspiración política para poner fin a mi carrera política", manifestó Anwar Ibrahim ante los magistrados que abandonaron la sala mientras les hablaba desde el estrado.

LAS REACCIONES
Tras el juicio, el líder opositor, a quien le ha sido retirada el acta de diputado, fue trasladado a la prisión de Sungai Boloh, mientras varios de sus seguidores concentrados en los alrededores del Palacio de Justicia forcejearon con la policía.

El fallo fue recibido con críticas de organizaciones defensoras de los derechos humanos como Amnistía Internacional (AI), que lo calificó como "deplorable" y acusó a las autoridades malasias de intentar silenciar a los críticos.

AP

"Ratificar la condena por 'sodomía' contra el líder opositor Anwar Ibrahim y condenarle a cinco años de prisión es una resolución opresora que tendrá un efecto contraproducente en la libertad de expresión en el país", denunció AI en un comunicado.

"Permitir que se mantenga esta farsa de justicia socavará aun más el respeto a los derechos y la democracia en Malasia", añadió Human Rights Watch, que acusó al primer ministro, Najib Razak, de promover una "persecución política" contra el líder opositor.

AP

El gobierno malasio emitió un comunicado en el que negó su implicación en el caso, y defendió la independencia de la justicia del país y el derecho del denunciante, Saiful, a llevar su caso a los tribunales.

"Los jueces han alcanzado el veredicto solo tras considerar todas las pruebas de una manera equilibrada y objetiva", indicó la nota.

"En este caso ha habido un correcto proceso exhaustivo y completo que ha durado muchos años. Este proceso ahora ha terminado y llamamos a todas las partes involucradas a respetar el proceso legal y el juicio", insistió el Gobierno.

EL CASO
El Tribunal de Apelaciones condenó a Anwar Ibrahim en febrero de 2014 a cinco años tras revocar un fallo anterior del Tribunal Superior, que en 2012 absolvió al acusado de los cargos, lo que le permitió concurrir a las elecciones celebradas en 2013.

En los comicios, la alianza opositora obtuvo el 52 por ciento de los votos emitidos pero solo 89 de los 222 escaños del Parlamento nacional, frente a los 133 de la coalición gobernante liderada por el Frente Nacional, que obtuvo sus peores resultados desde su fundación.

La sodomía en Malasia se castiga con penas de hasta 20 años de cárcel, aunque son raros los juicios en un país en el que el 60 por ciento de sus 29 millones de habitantes profesa la religión musulmana.

En cambio, esta es la segunda vez que Anwar Ibrahim ha sido juzgado por el mismo delito, tras la primera en 1998, cuando era viceprimer ministro, titular de Finanzas y los analistas le presentaban como el sucesor de Mahatir Mohamad a la jefatura del Gobierno.

Tras enfrentarse a Mahatir, en 1998, fue expulsado del partido, de la coalición gobernante, destituido de sus funciones y procesado por los delitos de abuso de poder y sodomía, cargos por los que sería condenado a seis y nueve años de cárcel, respectivamente.

Mientras luchaba en los tribunales, Anwar Ibrahim inició su carrera en la oposición, al principio al frente del movimiento "Rerformasi".

Salió en libertad en 2004, después de que el Tribunal Federal anulase la condena por sodomía, aunque tuvo que cumplir cuatro años más de inhabilitación para la función pública.

La elecciones generales de 2008 se celebraron un mes antes de que venciese la inhabilitación de Anwar Ibrahim y el Frente Nacional sufrió un duro revés en la urnas, aunque no perdió el timón de la nación. 

Fuente: EFE

TAGS RELACIONADOS