Malasia recuerda que es dueña de la caja negra del MH17
Malasia recuerda que es dueña de la caja negra del MH17

Kuala Lumpur (EFE)

El primer ministro de , Najib Razak, recordó que su país es el dueño y responsable de recuperar la caja negra del avión de siniestrado el jueves en el este de informaron hoy los medios locales.

"Los procedimientos con la caja negra del vuelo MH17 deben seguir las leyes internacionales de la Organización Internacional de Aviación Civil. La recuperación debe hacerla Malasia como dueña de la caja negra", manifestó Najib.

habían dicho que la caja negra la entregarían a Rusia, para que sea analizada.

El primer ministro, que ayer se reunió con familiares de las víctimas, afirmó que un equipo malasio se encuentra en Ucrania para acceder al lugar del siniestro, situado a unos 400 kilómetros de Kiev, la capital.

El funcionario solicitó a los rebeldes prorrusos, que controlan el área donde se precipitó el avión, que cumplan con su palabra y permitan el acceso a los investigadores.

Las autoridades ucranianas han acusado a los separatistas prorrusos de manipular los restos del accidente, mientras que los expertos de la también han criticado las dificultades de acceso. 

"Más que logístico, aquí tenemos un asunto geopolítico", aseveró Najib.

La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) expresó sus condolencias en un comunicado por los 298 fallecidos de una docena de países y solicitó una investigación "independiente y transparente". En un comunicado, el bloque recordó que el avión del vuelo MH17 recorría una ruta "declarada segura" por la Organización Internacional de Aviación Civil (OIAC).

El Boeing-777 de Malaysia Airlines con 298 pasajeros a bordo se estrelló el jueves en la región oriental de Donetsk, escenario de combates entre las fuerzas gubernamentales de Ucrania y los rebeldes prorrusos.

El aparato que cubría la ruta entre Amsterdam y Kuala Lumpur fue presuntamente derribado por un misil tierra-aire, según los servicios de inteligencia de Estados  Unidos, que sin embargo no han podido especificar la autoría del ataque.

La mayoría de los pasajeros, 193, eran de nacionalidad holandesa, uno de los cuales con doble nacionalidad estadounidense.

A bordo también viajaban 44 malasios, incluidos los 15 miembros de la tripulación y dos bebés; 27 australianos; 12 indonesios, incluido un bebé; diez británicos, uno de ellos con doble nacionalidad sudafricana; cuatro alemanes; cuatro belgas; tres filipinos; un canadiense y un neocelandés.