Miles de personas movilizadas a través de las redes sociales reclamaron el sábado en las calles de la apertura de las fronteras para los refugiados que huyen en masa hacia Europa desde Siria y otras regiones en guerra.

"¡Abran las fronteras!", "¡Derecho de asilo para todos los perseguidos!", decían varias pancartas, o "¡No en mi nombre", a manera de rechazo hacia la política de no recibir a los migrantes, comprobó un periodista de la AFP.

"No en mi nombre" es como se llamó a la manifestación que surgió de "una discusión en Facebook de personas que se preguntaban cómo expresarse espontáneamente (...), para decir No a las políticas migratorias represivas que provocan miles de muertes", dijo a la AFP uno de los promotores de la iniciativa, el escritor y cineasta Raphael Glucksmann, hijo del filósofo André Glucksmann.

Otros enarbolaban el retrato de Aylan Kurdi, el niño sirio de 3 años hallado ahogado en una playa turca, cuya foto conmocionó al mundo.

"Estoy harta del miedo de la gente", afirma Véronique Wattiaux, una mujer de 60 años. "La sociedad es siempre una amalgama. Yo quiero representar a quienes están a favor de recibir" a los migrantes, agregó.

La convocatoria recibió el apoyo de varias asociaciones, como SOS Racisme y la Liga Internacional contra el Racismo y el Antisemitismo (LICRA).

Representantes de distintas agrupaciones políticas de izquierda -socialistas, comunistas y ecologistas- también anunciaron su intención de acudir a la marcha

Varias manifestaciones fueron convocadas en otras ciudades francesas durante el fin de semana.

Fuente: AFP