En esta foto de archivo, el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, habla durante una rueda de prensa en la Sede de las Naciones Unidas el 4 de febrero de 2020 en la ciudad de Nueva York. (Angela Weiss/AFP).
En esta foto de archivo, el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, habla durante una rueda de prensa en la Sede de las Naciones Unidas el 4 de febrero de 2020 en la ciudad de Nueva York. (Angela Weiss/AFP).
Agencia EFE

Agencia de noticias

El secretario general de la , António Guterres, condenó este domingo los enfrentamientos en y dijo que va a hablar con los líderes de y para pedir que las hostilidades se detengan inmediatamente y que haya una vuelta al diálogo.

“El secretario general está extremadamente preocupado por la vuelta a las hostilidades”, señaló en un comunicado su portavoz, Stéphane Dujarric, que dijo que Naciones Unidas “condena el uso de la fuerza y lamenta la pérdida de vidas y el impacto en la población civil”.

Guterres llamó a ambos bandos a “detener inmediatamente los combates, rebajar la tensión y volver a negociaciones serias sin retraso” y adelantó que va a hablar con el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, y con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíev.

Además, el diplomático portugués destacó su pleno apoyo al papel de mediación del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europea (OSCE) y urgió a las dos partes a trabajar con ellos para una rápida vuelta a un diálogo sin condiciones previas.

En Rusia, que libra armas a ambos países y se erige en árbitro regional, el presidente Vladimir Putin llamó al cese de los enfrentamientos, los peores en esta zona disputada desde 2016, cuando murieron 110 personas.

Armenia y Azerbaiyán se encuentran en estado de guerra desde 1991, si bien tres años después firmaron un alto el fuego, vigente hasta hoy día aunque con violaciones denunciadas por ambas partes.

La escalada en Nagorno Karabaj llevó a Armenia a decretar la ley marcial y la movilización general en todo su territorio, una medida excepcional, que no había llegado a producirse durante otros periodos de aumento de la tensión entre ambos países, como la llamada “guerra de los cuatro días” de abril de 2016.

Pocas horas después, las autoridades de Azerbaiyán firmaron también un decreto sobre la declaración de la ley marcial en todo el territorio del país a partir de mañana, 28 de septiembre.

Las movilizaciones en Armenia y Nagorno Karabaj se producen después de que el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán lanzara este domingo una “contraofensiva” en toda la línea de contacto en respuesta a los ataques que, asegura, Armenia efectuó a primera hora de la mañana contra posiciones azerbaiyanas y asentamientos civiles.

El conflicto armenio-azerbaiyano se remonta a los tiempos de la Unión Soviética, cuando a finales de la década de los 80 el territorio azerbaiyano de Nagorno Karabaj, poblado mayoritariamente por armenios, pidió su incorporación a la vecina Armenia, tras lo cual estalló una guerra que causó unos 25.000 muertos.

Al término de los combates, las fuerzas armenias se hicieron con el control del Karabaj y también ocuparon vastos territorios azerbaiyanos, que llaman “franja de seguridad”, para unirlo a Armenia.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

_________________________

VIDEO RECOMENDADO

Armenia y Azerbaiyán están al borde de la guerra. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR

TAGS RELACIONADOS