El gobierno de Venezuela dijo hoy que el presidente Hugo Chávez sigue afectado por la insuficiencia respiratoria presentada tras su operación contra el cáncer del 11 de diciembre, cuya tendencia no ha sido favorable, y señaló que el mandatario sigue aferrado a Cristo.

En el primer comunicado sobre la salud del mandatario desde su llegada a Caracas el lunes, el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, señaló que la insuficiencia respiratoria surgida después de la operación persiste y su tendencia no ha sido favorable, por lo cual continúa siendo tratada.

En cambio, el tratamiento para la enfermedad de base continúa sin presentar efectos significativos hasta el momento. El paciente se mantiene en comunicación con sus familiares, el equipo de gobierno y el grupo médico de trabajo, indicó Villegas.

AFERRADO A CRISTO Agregó que Chávez se mantiene aferrado a Cristo, con máxima voluntad de vida y con la mayor disciplina en el tratamiento por la recuperación de su salud.

El gobierno agradece al pueblo sus manifestaciones de amor, tras la llegada del comandante presidente a Venezuela, añadió.

Chávez fue internado el lunes, apenas llegó de La Habana, donde convaleció más de dos meses, tras la cuarta operación contra el cáncer que padece.

Antes de su regreso a Caracas, el gobierno dijo que Chávez respiraba a través de una cánula traqueal que le impedía el habla.