La Primera Guerra Mundial, el devastador conflicto que cambió el mundo para siempre. (AP).
La Primera Guerra Mundial, el devastador conflicto que cambió el mundo para siempre. (AP).
Redacción EC

El soldado francés Augustin Trébuchon, del regimiento 415 de infantería, murió diez minutos antes del alto el fuego. Fue el último. Al menos es que lo que dice su tumba en el campo Vrigne-Meuse, en lo que fuera el Frente Occidental, lugar donde se libraron las más sangrientas batallas de la , el primer gran conflicto bélico del siglo XX.

Los libros de historia dicen que todo terminó a las 11 de la mañana, del día 11, del mes 11, del año 1918. Sin embargo, la firma del armisticio ocurrió a las 5 de la mañana en un vagón de tren en medio del bosque de Compiègne, al norte de París.

Del lado alemán, no hubo ningún militar de alto rango, solo el ministro Matthias Erzberger. Del lado aliado, la delegación estuvo comandada por el general francés Ferdinand Foch.

Cuatro años después de iniciarse una guerra que estaba planeada para unos pocos meses, y que terminó matando a más de 10 millones de soldados de 28 países, los alemanes decidieron capitular luego de quedarse casi solos batallando contra una ofensiva aliada que cada vez se hacía más poderosa, sobre todo tras el ingreso de EE.UU. a la guerra, en 1917.

El ministro Erzberger intentó negociar lo más que pudo, pero la suerte estaba casi echada. Los aliados forzaron a los alemanes a firmar un armisticio que los obligaba a ceder en todo, una humillación que fue el germen para la expansión del nacionalsocialismo.

Esta foto tomada el 11 de noviembre de 1918 muestra a uno de los firmantes del tratado de armisticio entre los aliados y Alemania para el fin de la Primera Guerra Mundial. (AFP)
Esta foto tomada el 11 de noviembre de 1918 muestra a uno de los firmantes del tratado de armisticio entre los aliados y Alemania para el fin de la Primera Guerra Mundial. (AFP)

—Era de nacionalismos—

Siempre se dice que lo que causó el estallido de la Primera Guerra Mundial fue el asesinato del archiduque Francisco Fernando, heredero del imperio austrohúngaro, y su esposa, mientras visitaban Sarajevo, el 28 de junio de 1914, a manos de un nacionalista serbo-bosnio.

La Primera Guerra Mundial, el devastador conflicto que cambió el mundo para siempre.
La Primera Guerra Mundial, el devastador conflicto que cambió el mundo para siempre.

Pero la guerra no empezó de inmediato. De hecho, los países se fueron sumando de a pocos, respondiendo a un complicado mecanismo de acuerdos entre los imperios de entonces, que buscaban impedir el control de una potencia sobre otra. En esos años, Europa respiraba nacionalismo, pero vivía bajo el yugo del colonialismo. Una mezcla explosiva que haría que cualquier incidente incendiara la pradera.

En el conflicto, se enfrentaron la Triple Alianza (el imperio austrohúngaro, Alemania e Italia, aunque este último cambió de bando en 1915), a la que se unieron después el imperio otomano y Bulgaria. Y, por otro, los aliados de la Triple Entente (Francia, Gran Bretaña y Rusia), a la que se sumaron Japón y Estados Unidos.

Al finalizar la guerra, cuatro imperios importantes –Alemania, Austria-Hungría, Rusia y los otomanos– fueron derrotados. Y mientras Alemania y Rusia perdieron una gran cantidad de territorios, el imperio austrohúngaro y el otomano desaparecieron para dar paso a otros países [ver mapa].

A su vez, Inglaterra, Francia e Italia asumieron el liderazgo de Europa, mientras EE.UU. pasó a convertirse en la primera potencia mundial.

Asín informó El Comercio el 12 de noviembre de 1918, al día siguiente de la firma del armisticio en Francia.
Asín informó El Comercio el 12 de noviembre de 1918, al día siguiente de la firma del armisticio en Francia.

—De Europa al mundo—

Debido a la conflagración entre imperios europeos, la guerra alcanzó rápidamente otros continentes: los dominios británicos se movilizaron, el África colonial fue escenario de combates, así como Asia, donde Japón conquistó las posesiones alemanas a partir de agosto de 1914.

Y en cuanto a Medio Oriente, sus fronteras quedaron totalmente transformadas a raíz del conflicto. Los países árabes confiaron en los aliados, que les prometieron liberarse del imperio otomano (la actual Turquía), pero finalmente Gran Bretaña y Francia terminaron dividiéndose territorios. La Declaración Balfour (1917) complicó aun más la situación, pues se apoyó “el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío”. Así, se sentaron las bases de la creación, 30 años después, del Estado de Israel.

AFP.
AFP.

TAGS RELACIONADOS