Redacción EC

La organización International Right Advocates presentó una demanda colectiva en Washington, contra Apple, Google, Microsoft, Dell y Tesla por beneficiarse “a sabiendas” de la extracción de cobalto por parte de niños que son explotados en la República Democrática del Congo, material primordial para sus productos.

La denuncia señala que dichas compañías “se están beneficiando a sabiendas, ayudan y son cómplices de la cruel y brutal utilización de niños” para extraer el metal en condiciones peligrosas, según CNN.

La demanda señala que dichas transnacionales han sido conscientes por un “período de tiempo significativo” que el sector minero de la República del Congo “depende de niños”. Además agrega que el Departamento de Trabajo de Estados Unidos señala que la extracción de colbato en la región es un bien producido por el trabajo forzoso.

“Además, los horrores de la difícil situación de estos niños han sido ampliamente difundidos en los medios de comunicación”, señala la denuncia citando algunos reportajes de “ o “” sobre el cobalto.

Cabe resaltar que el cobalto es un componente primordial en la baterias de iones de litio que se encuentran en casi todos los dispositivos electrónicos y que dos tercios del cobalto del mundo proviene de la República Democrática del Congo.

Un niño pasa junto a un camión que transportaba rocas extraídas de una mina de cobalto en la República Democrática del Congo. (Foto de JUNIOR KANNAH / AFP).
Un niño pasa junto a un camión que transportaba rocas extraídas de una mina de cobalto en la República Democrática del Congo. (Foto de JUNIOR KANNAH / AFP).

En este caso, la demanda fue presentada a nombre de más de una docena de demandantes anónimos que se autodenominan “Guardianes de niños asesinados en derrumbes de túneles o muros” durante la extracción o “niños mutilados en accidentes de este tipo”. En la denuncia también se puede leer casos de menores que se han visto perjudicados producto de la minería y la explotación laboral.

Por su lado, Apple rechazó hacer comentarios sobre la demanda a CNN, solo afirmó que “sigue profundamente comprometida con el suministro responsable de los materiales que forman parte de nuestros productos”. Mientras, Microsoft, Tesla y Google, cuya empresa matriz Alphabet figura entre las demandadas, decidió no responder ante los mensajes del medio de comunicación citado.

Finalmente, la empresa busca la reparación por daños y perjuicios para las presuntas víctimas. Es por ello presenta la creación de un fondo para ayudar a los menores perjudicados.