El acuerdo al que llegaron hoy el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, para crear una zona desmilitarizada en Idlib suspende los planes militares. (AFP).
El acuerdo al que llegaron hoy el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, para crear una zona desmilitarizada en Idlib suspende los planes militares. (AFP).
Redacción EC

Moscú. El ministro de Defensa de , Serguéi Shoigu, aseguró hoy que no habrá ofensiva de las tropas gubernamentales sirias contra la provincia de , último refugio de la oposición armada siria.

El acuerdo al que llegaron hoy el presidente de Rusia, , y su colega turco, , para crear una zona desmilitarizada que dividirá las posiciones de las fuerzas gubernamentales y las milicias de la oposición en Idleb suspende los planes de lanzar una ofensiva contra esa provincia, afirmó Shoigu a los periodistas. 

"Decidimos crear a lo largo de la línea de contacto a partir del 15 de octubre de este año una zona desmilitarizada de 15-20 kilómetros de largo", declaró el presidente ruso después de una reunión con su homólogo turco en el balneario ruso de Sochi.

"A propuesta del presidente de Turquía, (se ha acordado) replegar hacia el 10 de octubre de esa zona (desmilitarizada) el armamento pesado, tanques, sistemas de artillería de los grupos opositores", subrayó Putin.

Además, agregó el jefe del Kremlin, los dos líderes decidieron "retirar de la zona desmilitarizada a todos los combatiente radicales, incluidos los del Frente al Nusra".

El control y la vigilancia en esa zona correrá a cargo de patrullas móviles integradas por "unidades de las policías militares turca y rusa", explicó Putin.

"Junto a Rusia emprenderemos todos los esfuerzos para liquidar a todos los grupos radicales de ese territorio", dijo Erdogan.

"Estoy convencido de que con este acuerdo hemos evitado que se produzca una gran crisis humanitaria en Idlib", agregó Erdogan.

"Rusia tomará las medidas necesarias para asegurar que no se produzca ningún ataque contra la zona de desescalada de Idlib", destacó.

Los ministros de Defensa de Rusia y Turquía, que participaron en las conversaciones, firmaron en presencia de Putin y Erdogan un memorando que recoge el acuerdo alcanzado entre los dos líderes.

La región de Idlib, controlada en un 60% por el grupo yihadista Hayat Tahrir al Sham (HTS), compuesto en su mayoría por la ex rama de Al Qaeda en Siria, está bajo la amenaza de una vasta ofensiva de las tropas de Bashar al Asad.

Rusia, el más fiel aliado del régimen de Damasco, es el más proclive a una ofensiva, mientras que Turquía, apoyo de los llamados "moderados", se opone.

Las divergencias entre Turquía y Rusia sobre el destino de Idlib estallaron durante la cumbre de Teherán el 7 de setiembre, que concluyó sin alcanzar ningún acuerdo.

Fuente: AFP / EFE