Senado de EE.UU. allana el camino para sancionar al chavismo
Senado de EE.UU. allana el camino para sancionar al chavismo

Una comisión del Senado de Estados Unidos dio este martes luz verde a que sean sancionados en el futuro funcionarios venezolanos involucrados en violaciones a los derechos humanos durante las manifestaciones antigubernamentales, paso preliminar para su eventual adopción en el Congreso, reseñó la agencia AFP.

La Comisión de Relaciones Exteriores del Senado votó 13-2 a favor del borrador del proyecto de sanciones, que pasará al pleno a consideración de los cien senadores en el transcurso de las próximas semanas.

Para el presidente de la Comisión, el demócrata Bob Menéndez, la votación envió un "mensaje bien claro".

Le dice a esos individuos -sean del gobierno, militares, policías o civiles pro gobierno- que enfrentarán una "consecuencia si continúan violando los derechos humanos de esos ciudadanos venezolanos que simplemente están protestando pacíficamente por el bienestar de su país", dijo el senador a periodistas.

Una eventual ley le ordenaría al presidente bloquear la entrada a Estados Unidos y congelar los bienes de funcionarios venezolanos acusados de "dirigir significativos actos de violencia o abusos serios de derechos humanos contra personas vinculadas con las protestas antigubernamentales en Venezuela".

También permitiría a la Casa Blanca perseguir a quienes ordenaron o ayudaron en el arresto de más de 3.000 manifestantes (la mayoría liberados) desde que se iniciaron las protestas en febrero contra el presidente de Nicolás Maduro.

En Venezuela, Maduro catalogó de "evento detestable" las posibles sanciones.

"Porque con nuestro país no debe meterse nadie. (...) No tiene que venir este Congreso (de Estados Unidos) o algunos de sus senadores o congresistas a meterse en los asuntos de Venezuela", dijo el mandatario durante una reunión con altos funcionarios del gobierno en el Cuartel de la Montaña, transmitida por el canal estatal VTV.

La ley, además, habilita 15 millones de dólares para ayudar a organizaciones no gubernamentales, incluyendo grupos a favor de la democracia, así como medios independientes en Venezuela.

El proyecto no detalla un listado de individuos que serían objeto de sanciones, lo que quedaría a discreción del Gobierno Estadounidense de aprobarse los proyectos, pero el senador republicano Marco Rubio dijo barajar más de 25 nombres de funcionarios.

"Muchos de estos individuos se pasan la semana en Caracas violando los derechos humanos y los fines de semana en Florida (sur de Estados Unidos) disfrutando de los millones que se han robado del pueblo", señaló Rubio, uno de los principales promotores del proyecto.