Los rebeldes sirios atacaron el aeropuerto militar de Taftanaz, en la provincia de Idlib, uno de los últimos bastiones del régimen de Bashar al Assad en la zona.

Según informó el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, los rebeldes atacaron el aeropuerto, provocando enfrentamientos con las tropas gubernamentales.

Activistas opositores de Idlib aseguraron que varios soldados del régimen avanzaron contra los rebeldes a bordo de tanques. En los enfrentamientos murieron al menos cuatro rebeldes.

Las tropas de Al Assad emplearon recientemente ese aeropuerto para abastecer helicópteros con toneles llenos de explosivos, según aseguró un portavoz rebelde al canal de televisión Al Arabiya. Esos barriles se habrían lanzado a modo de bombas en los últimos meses contra supuestos emplazamientos rebeldes.

UNOS 110 MUERTOS EL MARTES Los seguidores de Al Assad y los rebeldes están combatiendo también en las inmediaciones de la base militar de Wadi Deif, a las afueras de Idlib. Miembros del Frente Al Nusra que apoya a los opositores tienen cercada la base desde hace semanas.

La oposición aseguró que en lo que va de miércoles murieron cinco personas. Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, el martes perdieron la vida 110 personas en todo el país, entre ellas 31 miembros del Ejército de Al Assad.

Entretanto, un general y otros siete oficiales del Ejército sirio huyeron a Jordania.

PREOCUPACIÓN EN IRÁN Por su parte, Irán teme que se produzca un efecto dominó si cae el régimen de Al Assad en Siria, según se desprende de las declaraciones de un importante ayatola.

Algunos grupos en Irán están contra nuestro apoyo a Bashar al Assad, pero éste va en nuestro propio interés, aseguró el miércoles Ahmad Jatami, miembro de un influyente consejo de expertos.

Nuestro apoyo se basa en el hecho de que si el enemigo (Occidente) tiene éxito en Siria, las próximas estaciones podrían ser Irak e Irak, afirmó.

Irán apoya a Al Assad entre otras cosas porque Siria fue hasta ahora uno de los principales aliados de Teherán frente a Israel. Las relaciones de la república islámica con vecinos como Turquía, Egipto o Arabia Saudí empeoraron debido al apoyo del gobierno iraní al mandatario sirio.