Los medios no pueden revelar el nombre de la mujer y los niños muertos, pero el juez Gus Andrée Wiltens permitió revelar que ella es la madre de los menores fallecidos. (Foto: Captura de YouTube NewsHub)
Los medios no pueden revelar el nombre de la mujer y los niños muertos, pero el juez Gus Andrée Wiltens permitió revelar que ella es la madre de los menores fallecidos. (Foto: Captura de YouTube NewsHub)
Agencia AFP

Una mujer de 42 años extraditada de compareció el miércoles por primera vez ante un tribunal de , donde enfrenta cargos por el asesinato de sus dos hijos cuyos cuerpos fueron encontrados en maletas en .

Vestida con una chaqueta beige y camiseta negra, la mujer compareció ante el tribunal distrital de Manukau, al sur de Auckland, un día después de llegar a Nueva Zelanda.

MIRA AQUÍ: Autor de matanza en Nueva Zelanda apela sentencia a cadena perpetua

Por orden judicial, los medios no pueden revelar el nombre de la mujer y los niños muertos, pero el juez Gus Andrée Wiltens permitió revelar que ella es la madre de los menores fallecidos.

La sospechosa deberá permanecer bajo custodia hasta su próxima comparecencia ante el Alto Tribunal de Auckland el 14 de diciembre.

Mediante un intérprete pidió dirigirse al juez, pero su propio abogado intervino para decir: “Creo que tal vez lo mejor es que no lo haga”.

El juez concordó y la acusada fue retirada de la corte.

La audiencia ocurrió menos de 24 horas después de que la acusada llegó al aeropuerto de Auckland con escolta policial tras ser extraditada de Corea del Sur.

Fue arrestada en septiembre por la policía surcoreana en el puerto de Ulsan, un mes después del macabro hallazgo de los restos de sus dos hijos, de 5 y 10 años al momento de morir.

MÁS INFORMACIÓN: Detienen a mujer por la muerte de niños que fueron hallados en dos maletas en Nueva Zelanda

La mujer declaró al ser detenida que “yo no lo hice”, mientras era llevada a un vehículo policial.

Los cuerpos de los niños fueron hallados cuando una familia compró las maletas en una subasta en línea de bienes abandonados.

La policía neozelandesa ha dicho que los cuerpos habrían pasado años en una bodega, lo que dificulta la investigación.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más