Tony Fernandes, el hombre detrás de AirAsia
Tony Fernandes, el hombre detrás de AirAsia

Durante más de una década, ha sido la aerolínea a la que muchos viajeros asiáticos recurren cuando buscan vuelos de bajo costo.

Y hasta la desaparición del vuelo QZ8501 entre Indonesia y Singapur -que perdió el contacto con el control de tráfico aéreo el domingo- con 162 personas a bordo, la compañía no había sufrido ningún accidente fatal.

AirAsia fue pionera de los viajes económicos en la región en una época en que las empresas nacionales dominaban la industria.

La marca comercial de AirAsia está estrechamente ligada a su gerente ejecutivo, el empresario malasio Tony Fernandes, que tomó control de las operaciones de la empresa en el 2001.

Aunque es uno de los hombres más ricos de Malasia, Fernandes proyecta una imagen sencilla, poco ostentosa, algo que de algún modo refleja el modelo de vuelos económicos de su empresa.

EL RICHARD BRANSON DE MALASIA

AirAsia, actualmente una de las aerolíneas más exitosas de Asia, fue en otra época una empresa estatal de Malasia en aprietos.

En el 2001, el otrora ejecutivo de la industria musical Tony Fernandes compró la endeudada compañía por unos simbólicos 25 centavos de dólar.

Manteniendo el nombre de marca original, creó la primera aerolínea de bajo costo en la región, compitiendo contra grandes rivales como Malaysia Airlines y Qantas de Australia.

Fernandes, que casi siempre viste de jeans y un gorro de AirAsia cuando da entrevistas, es visto como la contraparte malasia de Richard Branson, creador de Virgin en Reino Unido.

De la misma manera que Branson se enfrentó al dominio de British Airways en los años 80, Fernandes quiso competir con los aerotransportadores tradicionales de la región, como Malaysian Airlines.

Su plan, en el 2001, era empezar la aerolínea con solo dos aviones.

Catorce años después, bajo el eslogan "Ahora todos pueden volar", la empresa cubre unos 100 destinos a lo largo de más de 15 países en la región, aunque muchos de sus vuelos son manejados por empresas asociadas o subsidiarias que utilizan el nombre de la compañía.

Una de esas compañías asociadas, Indonesia AirAsia, operaba el vuelo QZ8501 que viajaba de Surabaya a Singapur cuando perdió contacto con el control de tráfico aéreo el domingo en la mañana.

La flota de Indonesia AirAsia está compuesta exclusivamente por aviones Airbus A320 que cubren más de 30 rutas en Tailandia, Malasia, Indonesia, Singapur y Australia.

Esa nave acomoda entre 150 y 180 pasajeros y es reconocida por sus características alas, diseñadas para economizar combustible.

AirAsia es propietaria del 49% de Indonesia AirAsia, que tiene su propio gerente ejecutivo, Sunu Widyatmoko.

El resto de la firma está en manos de accionistas indonesios.

El gobierno de Yakarta no permite a las compañías extranjeras ser dueños mayoritarios de ninguna empresa de aviación civil.

Indonesia AirAsia tenía planeado salir a bolsa en años recientes, pero el aumento de costos y la depreciación de la moneda local contra el dólar han postergado esa medida.

MODELO COMERCIAL

El modelo comercial del grupo AirAsia es parecido a las otras llamadas "aerolíneas económicas".

No tiene primera clase ni clase ejecutiva, y el precio promedio de un pasaje es de US$48.

En el tercer trimestre del 2014, el grupo AirAsia tuvo unos beneficios de US$7,6 millones antes de impuestos y transportó a casi 5,3 millones de pasajeros.

En el 2013, la empresa transportó casi 8 millones de pasajeros en total.

Tony Fernandes es considerado uno de los hombres más ricos de Malasia.

Cuando la BBC lo entrevistó en el 2007 en su hogar en Kuala Lumpur, el magnate aparentaba ser más de clase media que un multimillonario, con sus hijos en el fondo mirando televisión.

No obstante, siempre ha sido hábil en la manera como maneja su mensaje de mercadeo con los medios.

Tras la desaparición del QZ8501, no tardó en tuitear un mensaje de apoyo a las familias y ya se encuentra en Surabaya, al lado de los miembros de la afiliada Indonesia AirAsia.