Un miembro de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) murió esta tarde en un hospital de Caracas luego de recibir un balazo mientras intentaba dispersar a una multitud de manifestantes en el la capital venezolana. 

Junto a José Cirilo Darma García, de 27 años, otros tres efectivos también fueron baleados en el mismo operativo y permanecen hospitalizados. El chaleco antibalas impidió que ellos fueran heridos mortalmente. 

La información fue confirmada por el Ministerio Público, que emitió un comunicado revelando la identidad del fallecido policía.

"Un francotirador lo mató mientras se encontraba el policía limpiando escombros de unos guarimberos violentos, asesinos, de una derecha asesina", dijo el presidente Nicolás Maduro en la televisión.

El municipio de Chacao, donde ocurrió el asesinato, amaneció hoy con un operativo policial con 700 agentes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y 200 de la PNB para desmantelar dos campamentos donde se mantenía una protesta permanente contra el Gobierno.

La acción policial, que se extendió a otros campamentos en otras zonas del este de la capital, acabó con la detención de 243 personas y la incautación, según indicó el Gobierno, de armas, drogas y dinero.

Venezuela está convulsiona desde febrero a causa de protestas contra el gobierno organizadas por universitarios y opositores, esencialmente de clase media, en contra de la desbordada inflación -que alcanzó en febrero una tasa anualizada de 57,3%-, el desabastecimiento de bienes básicos y un alto índice de delincuencia.