El ataque comenzó con la explosión de un coche bomba conducido por un suicida contra un hotel en Kismayo. (Foto: Captura YouTube Al Jazeera)
El ataque comenzó con la explosión de un coche bomba conducido por un suicida contra un hotel en Kismayo. (Foto: Captura YouTube Al Jazeera)
Agencia EFE

Al menos nueve civiles, incluidos varios estudiantes, murieron este domingo y 47 resultaron heridos en un ataque del grupo yihadista a un popular hotel frecuentado por políticos y empresarios en la ciudad costera de Kismayo, en el sur de , informaron las autoridades.

El ministro de Seguridad del estado de Jubaland (del que Kismayo es capital comercial), Yusuf Hussein Osman, divulgó esas cifras en declaraciones publicadas por la Agencia de Noticias Nacional Somalí (SONNA).

MIRA AQUÍ: Ataque en Somalia: avión turco evacúa a víctimas del horrendo atentado terrorista que dejó 79 muertos | FOTOS

“Los culpables fueron cuatro, un atacante suicida y tres militantes, y fueron matados a tiros en la operación” de las fuerzas de seguridad estatales, agregó Osman tras el fin del ataque al hotel.

Al parecer, según dijeron a EFE fuentes policiales, el ataque comenzó con la explosión de un coche bomba conducido por un suicida contra el hotel, y posteriormente se registró el tiroteo.

Según medios locales, Al Shabab se atribuyó la autoría del atentado en Kismayo, ciudad situada a unos 500 kilómetros por carretera de la capital somalí, Mogadiscio.

Varias ambulancias acudieron para atender a las víctimas al hotel, adonde también se desplazaron vehículos militares blindados.

Horas después, las fuerzas de seguridad finalizaron el asedio al hotel “neutralizando a todos los terroristas de Al Shabab involucrados en el asalto” y rescataron a “muchos civiles atrapados dentro del edificio”, informó SONNA, sin precisar cifras.

Según la agencia de noticias somalí, no se registraron bajas entre los efectivos de fuerzas del orden.

”Venceremos al grupo despiadado (Al Shabab) que atacó Kismayo”, afirmó el ministro de Finanzas de Jubaland, Hussein Hirsi Ahmed, a medios locales.

El presidente de Somalia, Hassan Sheikh Mohamud, declaró el pasado 23 de agosto una “guerra total” para “eliminar” a Al Shabab, cuyos terroristas tomaron días antes un conocido hotel de Mogadiscio durante treinta horas y mataron a 21 personas.

Desde entonces, varias operaciones militares se han efectuado contra los fundamentalistas, apoyadas por Estados Unidos, que el pasado mes acabaron con “más de cien miembros” del grupo yihadista, según el Gobierno somalí.

Al Shabab, grupo afiliado desde 2012 a la red Al Qaeda, perpetra a menudo ataques terroristas en la capital somalí, Mogadiscio, y otros puntos de Somalia para derrocar al Gobierno central -respaldado por la comunidad internacional- e instaurar por la fuerza un Estado islámico de corte wahabí (ultraconservador).

MÁS INFORMACIÓN: EE.UU. confirma haber participado de operación contra un líder de Al Shabab en Somalia

El grupo yihadista controla zonas rurales del centro y sur de Somalia y ataca también a países vecinos como Kenia y Etiopía.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más