(Facebook Fiorella Viotti)
(Facebook Fiorella Viotti)

Fiona Viotti es una profesora de 30 años que, luego de haber sido acusada de haber tenido sexo con al menos 5 alumnos, renunció a su cargo como instructora de en octubre.

Según sus alumnos, Fiona era una “supermodelo” que trabajaba en la renombrada escuela Bishops Diocesan College de Ciudad del Cabo. Los primeros en acusarla fueron los padres de un alumno de 18 años, quien les confesó que había tenido una “relación romántica” con la mujer.

(Facebook Fiorella Viotti)
(Facebook Fiorella Viotti)

El primer caso estalló luego de que el joven quisiera poner punto final a la relación sexual y Viotti se negara y lo obligara a continuar con sus encuentros.

"Al principio fue un participante dispuesto, pero se convirtió en una víctima cuando no pudo salir de él. La maestra comenzó a enviarle mensajes de texto para que fuera a su casa en el campus y así fue como comenzó, pero llegó al momento donde ya había tenido suficiente. Sin embargo, la maestra no lo dejó ir, él fue a pedir ayuda a sus padres y ellos acudieron al director, y ahora todo está saliendo (a la luz)”, dijo uno de los padres de la institución.

Luego de la primera denuncia, otros cuatro casos salieron a la luz. Todos se habrían producido en los últimos seis años. Sin embargo, los jóvenes habrían estado por sobre la edad de consentimiento, lo que podría aliviar la pena sobre Viotti.

(Facebook Fiorella Viotti)
(Facebook Fiorella Viotti)

Todos los hombres en la escuela estaban obsesionados con Fiona porque parecía una supermodelo. Pero la cuestión era que nunca coqueteaba y se presentaba como una niña muy tímida, inocente y muy agradable, y escuchar estas acusaciones me ha impresionado a mí y a muchos de los chicos con los que fui a la escuela. El tío de Fiona, Nick, era el entrenador de los Springboks [selección de rugby de Sudáfrica] y su padre Dave entrena el rugby XV y su abuelo Tony fue director aquí durante casi 20 años después de que emigró de Inglaterra”, afirmó uno de sus alumnos.

Un ex alumno que entrenaba con ella en el equipo de waterpolo ofreció su testimonio a medios sudafricanos bajo condición de anonimato: "Ella es todo lo contrario del tipo de persona que sospecharías. Hay mucho más por venir y se están contactando a los antiguos alumnos que dejaron la escuela hace años. Es una gran escuela y una de las mejores de Sudáfrica y simplemente no esperas esto”.

Viotti, a pesar de no haber violado ninguna ley, podría enfrentar demandas civiles por parte de las familias de chicos afectados. Su caso se considera abuso de todos modos por su posición de poder y de confianza para con los alumnos.

Hasta el momento, la mujer no ha hablado públicamente. Su abogado William Booth dijo que está recibiendo ayuda psiquiátrica, de acuerdo al Daily Mail.

Fuente: La Nación, de Argentina / GDA