El barco de rescate Ocean Viking zarpa de la costa de la isla de Lampedusa en el mar Mediterráneo el 15 de septiembre de 2019. (Foto de Alessandro SERRANO / AFP).
El barco de rescate Ocean Viking zarpa de la costa de la isla de Lampedusa en el mar Mediterráneo el 15 de septiembre de 2019. (Foto de Alessandro SERRANO / AFP).
Redacción EC

No podemos mirar hacia otro lado mientras la gente se muere ahogada”. La sentencia es firme: SOS Méditerranée y no están dispuestos a dejar morir a las personas que y arriesgan su vida por un mejor futuro.

MIRA: La policía que robó y mató a dos ancianos para pagar viaje a Disney por el cumpleaños de su hija es sentenciada

Antes utilizaron el , nave con la que alguna vez rescataron del Mediterráneo a 60 niños, mujeres y hombres que huían de Libia y su violencia. El rechazo de los países y la política hicieron que tuvieran que desistir de ese proyecto.

Por lo menos, en 34 meses de operación, lograron rescatar a casi 30 mil personas, cuenta .

Pero en y tras siete meses del fin del Aquarius, se hicieron con el Ocean Viking.

Se trata de un “carguero de pabellón noruego, construido en 1986, y de 69,3 metros de largo y 15,5 metro de ancho”.

Sobre ella, los tripulantes empezaron a surcar los mares entre África y Europa, una zona considerada “la ruta marítima más peligrosa del mundo”.

Si no terminan muertos o apresados por piratas, los se enfrentan a la Guardia Costera Libia”, que los detendrá “en centros” o los devolverá a sus lugares de origen.

France 24 anota que la misión humanitaria cuesta 14 mil euros diarios, por lo que depende de las donaciones ciudadanas.

MIRA: ¿Cuándo impactará en Florida la tormenta Elsa y qué condados han sido declarados en emergencia?
Vista del interior del barco de rescate Ocean Viking. (EFE).
Vista del interior del barco de rescate Ocean Viking. (EFE).

UN PROYECTO SIEMPRE EN PELIGRO

Uno de los grandes enemigos de las misiones humanitarias de SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras ha sido el gobierno , que ha presionado lo suficiente que a las oenegés se les iniciaron procesos judiciales.

De hecho, el Aquarius dejó de funcionar como resultado de “una campaña encabezada por el gobierno italiano y respaldada por otros estados europeos, para deslegitimar, desacreditar y obstaculizar a las organizaciones que brindan asistencia a las personas en peligro”, los Médicos Sin Fronteras.

Con todo eso en la espalda, hacia julio del año pasado, el Ocean Viking se declaró en “estado de emergencia”.

Según Euro News, SOS Méditerranée señaló que “la situación a bordo se ha deteriorado hasta el punto de que la seguridad de los 180 rescatados y de la tripulación a bordo ya no se pueden garantizar”.

El problema, como se podía esperar, era en dónde hacer el desembarco. Finalmente, la situación se solucionó, pero se trata de un problema recurrente.

Así se entiende que, , en agosto del 2019, les costara tanto poner a buen recaudo a 356 personas vulnerables que tuvieron que vivir a borde del barco por 14 días.

El coordinador de Médicos Sin Fronteras a bordo del Ocean Viking, Jay Berger, : “¿Fue necesario imponer dos semanas de espera insoportable para que desembarcaran personas rescatadas?”.

Pero eso no ha impedido que el barco siga cumpliendo con su trabajo. Recientemente, rescató a 369 migrantes del Mediterráneo, y ahora tiene a 572 a bordo.

Del trabajo del Ocean Viking depende la vida de cientos de migrantes que tratan de mejorar sus vidas, y los que son rechazado por los estados europeos.

anota que, en lo que va del 2021, “866 migrantes han perdido la vida intentando atravesar el Mediterráneo para llegar a Europa”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR