(Foto: BBC Mundo)
BBC News Mundo

Servicio de noticias

Se trata de cerca de 75 artefactos pertenecientes a altos funcionarios del , entre los que se destacan bustos de y un macabro medidor de cráneos decorado con una esvástica.

Y se cree que los mismos pudieron haber sido llevados al país por oficiales nazis que huyeron de Alemania al final de la Segunda Guerra Mundial.

Los objetos –que según las autoridades argentinas conforman la mayor colección de objetos nazis jamás requisada en el país- estaban escondidos en habitaciones ocultas detrás de una pared falsa.
Pero ahora serán exhibidos en el Museo del Holocausto de Buenos Aires.