Una gran pantalla muestra al líder norcoreano Kim Jong-un, a la derecha, y al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante el Simposio de Régimen de la Prosperación Compartida en la Península de Corea del Sur en Seúl, en junio de 2019. (Foto: AP)
Una gran pantalla muestra al líder norcoreano Kim Jong-un, a la derecha, y al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante el Simposio de Régimen de la Prosperación Compartida en la Península de Corea del Sur en Seúl, en junio de 2019. (Foto: AP)

Seúl. Un alto funcionario del régimen derespondió este lunes a las últimas advertencias lanzadas por el presidente de, , y subrayó que el país asiático no tiene “nada más que perder”.

Kim Yong-chol, que ha sido responsable de inteligencia del régimen y ha estado al frente del diálogo nuclear con Washington, rubricó este lunes un comunicado publicado por la agencia KCNA respondiendo a los comentarios realizados por Donald Trump el fin de semana.

El sábado, después de que el embajador norcoreano ante la ONU, Kim Song, diera por roto el diálogo sobre desnuclearización, Trump explicó a los periodistas que Corea del Norte no debería tratar de interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de noviembre próximo.

El domingo, Pionyang anunció una “prueba importante” en un centro de desarrollo de misiles (probablemente testó un nuevo motor para proyectiles, según mostraron fotos por satélite) y Donald Trump, a través de la red social Twitter, advirtió al líder norcoreano, Kim Jong-un, de que perderá “todo” si actúa de manera “hostil”.

“Hay tantas cosas que Trump no sabe de Corea (del Norte). Nosotros no tenemos nada más que perder”, dijo este lunes Kim Yong-chol en el citado comunicado.

“Uno puede ver que Trump está muy nervioso”, añadió el funcionario norcoreano, que aseguró que “puede estar cerca el momento en que vayamos a tildarle de nuevo de ‘anciano senil en su senilidad’”, en referencia al cruce de insultos entre el presidente estadounidense y el régimen allá por 2017, antes del acercamiento del año pasado.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se reúne con el líder norcoreano Kim Jong Un en la zona desmilitarizada que separa a las dos Coreas, en Panmunjom, Corea del Sur, en junio de 2019. (Foto: Reuters)
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se reúne con el líder norcoreano Kim Jong Un en la zona desmilitarizada que separa a las dos Coreas, en Panmunjom, Corea del Sur, en junio de 2019. (Foto: Reuters)

Kim añadió que el régimen “no puede ocultar su decepción” y recordó que Pionyang ha dado a Washington hasta fin de año para traer una nueva propuesta que desatasque el diálogo sobre desnuclearización.

Las negociaciones están bloqueadas desde la fracasada cumbre de Hanói de febrero, donde Estados Unidos consideró insuficiente la oferta de Pionyang referente al desmantelamiento de sus activos nucleares y se negó a levantar sanciones económicas.

Desde entonces Corea del Norte ha realizado 13 pruebas de misiles de corto alcance, además de la misteriosa prueba de este fin de semana, y ha ido incrementado paulatinamente la dureza de sus mensajes destinados a la Casa Blanca.

Fuente: EFE