Corea del Sur: ¿Por qué destituyeron a la presidenta?
Corea del Sur: ¿Por qué destituyeron a la presidenta?

El Tribunal Constitucional de Corea del Sur ratificó por unanimidad la destitución de la presidenta del país, , aprobada originalmente por el parlamento debido a sus vínculos con la trama de corrupción de la "Rasputina".

Con la destitución, Park, a la que la fiscalía considera sospechosa en el caso, queda despojada de su inmunidad y Corea del Sur está obligada a celebrar elecciones presidenciales en un plazo inferior a 60 días.

La Corte consideró que Park participó junto a su amiga y confidente Choi Soon-sil, conocida como la "Rasputina", en la creación de dos fundaciones que se emplearon para extorsionar fondos a grandes empresas.

Según la Corte, Park permitió a Choi intervenir en asuntos de Estado sin ostentar ningún cargo público y de haberse confabulado con ella para que extorsionara a empresas -entre las que se incluirían el mayor conglomerado del país, Samsung-, apropiarse parte de los fondos y lograr privilegios académicos para su hija.

Park, quien se negó a comparecer tanto en las deliberaciones del Constitucional como en las sesiones del caso de corrupción y tráfico de influencias, siempre ha negado las acusaciones a través de sus abogados.

—Las pruebas presentadas—

Como prueba de la confabulación entre Park y Choi, la fiscalía surcoreana presentó el lunes un documento que señala las 573 conversaciones telefónicas que ambas mantuvieron entre abril y octubre del año pasado y empleando móviles registrados por otras personas.

La presidenta también recibió varios tratamientos de cirugía estética en una clínica vinculada a Choi sin abonar facturas a su nombre, según los investigadores, que no han podido hallar indicios de ilegalidad en el patrimonio familiar de 273.000 millones de wones (235 millones de dólares) amasado por la "Rasputina".

En el caso de Samsung, el mayor conglomerado empresarial del país abonó 43.000 millones de wones (38 millones de dólares) a entidades controladas por Choi a cambio del visto bueno del Gobierno en un acuerdo de fusión de dos de sus filiales, según los investigadores.

Lee Jae-yong, el líder de tercera generación del conglomerado, permanece detenido desde el pasado 17 de febrero, y será juzgado junto a otros cuatro altos ejecutivos de la compañía por los cargos de soborno y otros como malversación y ocultación de activos en el extranjero, que podrían acarrear penas de hasta 20 años de prisión.

Lee es uno de las 30 personas implicadas en esta amplia trama de corrupción, en la que también se han visto envueltos asesores de la oficina presidencial de Park, ministros y otros altos funcionarios surcoreanos, según las conclusiones.

El documento, de un centenar de páginas, señala a Park como sospechosa de ser cómplice de soborno, y de otros delitos como tráfico de influencias y abuso de poder.

"Los objetivos de la investigación fueron el abuso de poder estatal para obtener beneficios personales, y el complot entre gobernantes y empresarios", afirmó en rueda de prensa el presidente del equipo de investigadores, Park Yong Soo, quien también dijo que el caso refleja la "corrupción crónica" en el país.

Asimismo, los fiscales han concluido que la presidenta estaba al tanto de la creación de una lista negra de casi 10.000 artistas y profesionales del mundo de la cultura críticos con el gobierno, concebida con el objetivo de cortar sus vías de financiación pública y privada.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR...

VEA LO ÚLTIMO EN EL MUNDO...