Dominic Dwyer, miembro del equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) encargado de investigar los orígenes del coronavirus (COVID-19), camina en su hotel en Wuhan, provincia de Hubei, China, el 6 de febrero de 2021. (REUTERS/Aly Song).
Dominic Dwyer, miembro del equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) encargado de investigar los orígenes del coronavirus (COVID-19), camina en su hotel en Wuhan, provincia de Hubei, China, el 6 de febrero de 2021. (REUTERS/Aly Song).
Agencia Reuters

Agencia de noticias

se negó a dar datos en bruto sobre los primeros casos de a un equipo dirigido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que investiga los orígenes de la pandemia, dijo uno de los investigadores del equipo, lo que podría complicar los esfuerzos para comprender cómo comenzó el brote.

El equipo había solicitado los datos sin procesar de los 174 casos de COVID-19 que China había identificado de la fase inicial del brote en la ciudad de Wuhan en diciembre de 2019, así como otros casos, pero solo se les proporcionó un resumen, dijo Dominic Dwyer, un experto australiano en enfermedades infecciosas que es miembro del equipo.

Los datos primarios de este tipo se conocen como “listas de líneas”, dijo, y normalmente serían anónimos, pero contienen detalles como qué preguntas se hicieron a los pacientes, sus respuestas y cómo se analizaron sus respuestas.

Es la práctica habitual en la investigación de un brote”, dijo a Reuters el sábado a través de una videollamada desde Sídney, donde se encuentra actualmente en cuarentena.

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que investigan el origen del coronavirus COVID-19, visitaron hace unos días el mercado mayorista cerrado de Wuhan. (Foto de Hector RETAMAL / AFP).
Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que investigan el origen del coronavirus COVID-19, visitaron hace unos días el mercado mayorista cerrado de Wuhan. (Foto de Hector RETAMAL / AFP).

Dwyer dijo que obtener acceso a los datos sin procesar era especialmente importante, ya que solo la mitad de los 174 casos tuvieron una exposición al mercado de Huanan, el centro de venta de marisco al por mayor de Wuhan, ahora cerrado y donde se detectó inicialmente el virus.

Por eso hemos insistido en pedirlo”, dijo. “Por qué no ocurre eso, no podría comentarlo. Ya sea por motivos políticos, por el tiempo o por la dificultad (...) Pero si hay otras razones por las que los datos no están disponibles, no lo sé. Sólo se podría especular”.

Si bien las autoridades chinas proporcionaron mucho material, el experto dijo que la cuestión del acceso a los datos brutos de los pacientes se mencionaría en el informe final del equipo. “La gente de la OMS ciertamente sintió que había recibido muchos más datos de los que había recibido el año anterior. Así que eso en sí mismo es un avance”.

Un resumen de las conclusiones del equipo podría publicarse tan pronto como la próxima semana, dijo la OMS el viernes.

La investigación dirigida por la OMS ha estado plagada de retrasos, preocupaciones sobre el acceso y disputas entre Beijing y Washington, que acusó a China de ocultar el alcance del brote inicial y criticó los términos de la visita, bajo los cuales los expertos chinos realizaron la primera fase de la investigación.

La OMS no respondió a una solicitud de comentarios de Reuters. El Ministerio de Asuntos Exteriores chino tampoco atendió inmediatamente una petición de comentarios, pero Beijing ha defendido anteriormente su transparencia en la gestión del brote y su cooperación.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR