Japón recuerda el devastador paso del tsunami del 2011
Japón recuerda el devastador paso del tsunami del 2011
Redacción EC

recordó hoy con varios actos conmemorativos y un minuto de silencio a las víctimas del terremoto, el tsunami y la catástrofe nuclear que ocurrió hace tres años.

A las 14:46 horas, el momento en el que ocurrió un en la escala de Richter, se guardó un minuto de silencio por las casi 20.000 víctimas.

"En los últimos tres años la gente de la región que todavía vive en condiciones difíciles superó numerosas dificultades con un fuerte sentido de la solidaridad", afirmó el emperador Akihito durante el acto de recuerdo celebrado en .

Tres años después de la triple catástrofe, dentro de la prefectura de ,18 mil personas perdieron la vida y unas 267.000 personas continúan residiendo en viviendas precarias u otros hogares temporales. Principalmente en Miyagui e Iwate, se registró un total de 44.400 infraestructuras que quedaron completamente devastadas.

Una gran mayoría de los afectados en la región más golpeada por la catástrofe se queja de que la reconstrucción no avanza, según una encuesta del diario "Tokyo Shimbun".

A raíz del terremoto y tsunami 15.884 personas murieron y 2.636 continúan desaparecidas. A esto se agregan casi 3.000 personas, que murieron por problemas de salud relacionados con la dura vida en las alojamientos provisionales o se suicidaron.

El primer ministro, Shinzo Abe, prometió acelerar la reconstrucción. Sin embargo, las regiones afectadas se quejan de la falta de mano de obra para la construcción, un problema que amenaza con agravarse con la preparación de los que se celebrarán en Tokio en 2020. Muchos afectados temen además que el resto del país olvide sus problemas a la vista del evento deportivo.

Por oto lado, y a pesar de las protestas, Abe tiene previsto volver a poner en funcionamiento las plantas nucleares. Hasta ahora, los 48 reactores en el país están apagados para pruebas de seguridad.

A raíz del terremoto y tsunami, en la central de Fukushima Daiichi se produjeron fisiones del núcleo del reactor, en lo que se convirtió en el peor accidente nuclear desde el ocurrido en Chernobil en 1986.