Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El suicidio tiene una larga historia en como una forma de evitar algo que se perciba como vergüenza o deshonor. En medio de la pandemia, el número de niños que se quitaron la vida en el país asiático alcanzó su nivel más alto en cuatro décadas, lo que revela la urgencia de abordar el problema en esa nación.

MIRA: Argentina: ¿congelar los precios logrará contener la inflación? Esto es lo que dice la historia

Según una encuesta del Ministerio de Educación, 415 suicidios de niños, de edades desde la escuela primaria hasta la secundaria, se registraron en medio de los cierres de escuelas y aulas por la pandemia de COVID-19 el año pasado. La cifra, que rompió un récord de 1974, representa un aumento en casi 100 suicidios respecto al año anterior.

Lamentablemente, estos récords máximos no son una novedad. Ya en años anteriores se informaba que los suicidios entre niños japoneses habían alcanzado el nivel más alto en 3 décadas.

Los expertos señalan las presiones escolares y el acoso como posibles desencadenantes”, decía en el 2017 un artículo del diario “The New York Times”, que recalcaba que Japón tiene un problema persistente de suicidios.

Una encuesta separada realizada por la Oficina del Gabinete de Japón en el 2015 encontró que los suicidios entre los niños tendían a aumentar el 1 de septiembre, especulando que los estudiantes sintieron las presiones escolares con mayor intensidad después de las vacaciones de verano”, agregaba el medio.

En cuanto a los experimentado el último año, el Ministerio de Educación dijo que un récord de más de 196.127 niños en edad escolar estuvieron ausentes durante 30 días o más, informaron los medios.

Los resultados mostraron que los cambios en los entornos escolares y domésticos debido a la pandemia han tenido un gran impacto en el comportamiento de los niños, dijo NHK citando a un funcionario del Ministerio de Educación.

La tasa de suicidios de Japón ha sido elevada con respecto a otras naciones por mucho tiempo, pero el país redujo las cifras en aproximadamente un 40% en 15 años, incluidos 10 años consecutivos de disminución desde el 2009.

El suicidio en los niños no es un problema reciente en Japón. (Foto: AFP)
El suicidio en los niños no es un problema reciente en Japón. (Foto: AFP)

Sin embargo, en medio de la pandemia, los suicidios entre la población en general crecieron en el 2020 tras una década de descensos. El número de mujeres que se quitaron la vida aumentó en medio del estrés emocional y financiero causado por la pandemia, aunque el alza fue menor entre los hombres.

Dificultad para encontrar ayuda

Aunque el suicidio infantil no es un problema exclusivo de Japón, las enfermedades mentales aún no son un tema de discusión abierto en la sociedad. Es especialmente difícil para los niños y adolescentes que están deprimidos o ansiosos buscar ayuda.

En Japón, su mayor problema es que existe un mayor estigma sobre los problemas de salud mental que en otros países. Es más probable que te intimiden y es menos probable que obtengas servicios de apoyo y comprensión de tus padres”, dijo hace algunos años a “The New York Times” Vickie Skorji, directora de la línea directa de crisis en TELL, un servicio de asesoramiento e intervención en situaciones de crisis en Tokio.

Además, algunos expertos dicen que los niños no reciben tanto apoyo de la familia como en el pasado. Si bien varias generaciones de una familia solían vivir juntas, estos arreglos son menos comunes ahora, por lo que muchos niños pasan sus días en soledad.

El problema aumenta si se considera que “las escuelas generalmente no están bien equipadas para hacer frente a las enfermedades mentales entre los estudiantes y, en general, falta educación sobre las enfermedades mentales”, agrega “The New York Times”.

_____________________

TE PUEDE INTERESAR


TAGS RELACIONADOS