Jordania absuelve de terrorismo a clérigo icono del yihadismo
Jordania absuelve de terrorismo a clérigo icono del yihadismo
Redacción EC

Un tribunal jordano absolvió el jueves al predicador islamista de la acusación de complot terrorista contra la escuela americana de Ammán por falta de pruebas, reseñó la agencia AFP.

No obstante, Abu Qatada, considerado en su momento en el líder espiritual de en Europa, continuará detenido por otras acusaciones de terrorismo.

"El tribunal no encontró pruebas para sostener las acusaciones contra Omar Mahmud Othman (Abu Qatada) de conspiración a finales de 1998 para llevar a cabo un ataque terrorista contra la escuela americana de Ammán", declaró el juez Ahmad Qatarneh.

El predicador, quien fue extraditado en julio a Jordania desde Reino Unido, se abrazó a sus familiares tras conocer el fallo del tribunal.

Abu Qatada, nacido en 1960 en Belén, fue condenado a muerte en 1999 en ausencia por estos hechos, si bien la pena se conmutó inmediatamente a cadena perpetua con trabajos forzados.

En el 2000, la justicia también le condenó en rebeldía a 15 años de trabajos forzados por atacar objetivos turísticos en Jordania.

Tras su extradición desde Reino Unido, el predicador se enfrenta a un nuevo proceso, en el que ha rechazado su responsabilidad en los hechos imputados. La próxima audiencia tendrá lugar el 7 de setiembre.

El Gobierno Británico reaccionó rápidamente a esta primera sentencia del proceso contra Qatada, al asegurar que Londres se opondrá a la vuelta a Reino Unido del predicador islamista.

"Los tribunales británicos consideraron que Qatada representaba una amenaza para la seguridad nacional de Reino Unido (...) El hombre cuenta con una orden de deportación, por lo que no podrá volver" al país, dijo el secretario de Estado británico de Inmigración y Seguridad, James Brokenshire.

Qatada nació en 1960 en Cisjordania y logró asilo político en Gran Bretaña tras ser expulsado de Kuwait tras la primera Guerra del Golfo. Fue detenido por primera vez en el 2001 por sus sermones incendiarios y fue interrogado por su supuesta conexión con la célula terrorista de Al Qaeda en Alemania dirigida por el Mohamed Atta, el cabecilla de los atentados del 11 de setiembre del 2001.