Malasia: Deportados por desnudarse en montaña sagrada [VIDEO]
Redacción EC

Las autoridades de Malasia detuvieron a cuatro turistas -dos canadienses, un británico y un holandés- por haberse desnudado presuntamente en el monte Kinabalu, un acto que, según algunos locales, enfadó a los espíritus tribales y causó el mortífero terremoto, informaron responsables. 

Las fotografías de 10 turistas desnudos circularon por las redes sociales y causaron la ira de los locales después de que un sismo de magnitud 6,0 cerca de la montaña el pasado viernes acabara con la vida de 18 personas.

Otros seis turistas siguen en paradero desconocido, según la policía.

El monte Kinabalu, declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco y muy popular entre los montañistas, está considerado como un espacio sagrado por el grupo tribal Kadazan Dusun de Malasia, que cree que es un lugar de descanso para los espíritus. 

"Detuvimos a cuatro de ellos el martes... y sí, todavía estamos buscando a los otros seis turistas, y los atraparemos", dijo Jalaluddin Abdul Rahman, comisario de la policía para el estado malasio de Sabah, donde está situada la montaña. 

Jalaluddin dijo que los detenidos podrían ser acusados de escándalo público.
El ministro de turismo de la provincia de Sabah, Masidi Manjun, tuiteó que se habían abierto procedimientos legales contra los cuatro extranjeros y que estarían detenidos durante cuatro días. 

El terremoto del viernes provocó desprendimientos en la cumbre del Monte Kinabalu cuando más de 150 alpinistas se encontraban allí disfrutando de las vistas dela amanecer. 

Se ha confirmado la muerte de dieciocho personas en la montaña, muchos de ellos, jóvenes estudiantes de Singapur que habían viajado al país con una excursión escolar. 
En este contexto, internautas malasios y algunos oficiales de Sabah han apuntado a los nudistas, sugiriendo que sus acciones enfadaron a los espíritus y provocaron el terremoto. 

Sin embargo, Masidi dijo que la idea de que los actos de los turistas habían causado el terremoto se había "malinterpretado". 

"Yo nunca dije que ellos causaran el terremoto sino que sus acciones iban contra los miembros de la mayor tribu de Sabah. La montaña es un lugar sagrado y reverenciado", declaró. 

Está previsto celebrar próximamente un tradicional ritual interreligioso de purificación en la montaña, en el que participarán musulmanes, cristianos y también líderes tribales, según Masidi.