Redacción EC

Teherán [AFP]. Un grupo de manifestantes iraníes quemaron este domingo la bandera británica frente a la embajada del en , después de una breve detención, la víspera, del embajador británico cuando acudió a una vigilia por las víctimas del avión ucraniano que se estrelló en Teherán, y que derivó en un acto de protesta contra las autoridades, según un periodista de la AFP.

Unos dos centenares de manifestantes, que coreaban “¡Muerte al Reino Unido!”, se congregaron en el exterior del recinto de la legación británica un día después de la breve detención del embajador Rob Macaire tras participar en el homenaje a las 176 víctimas mortales del avión derribado por un misil iraní, atribuido a un “error humano”.

Irán reconoció el sábado que un misil disparado por un “error humano” provocó la catástrofe en la que murieron el miércoles 176 personas -la mayoría iraníes y canadienses, muchos de ellos binacionales), después de que las autoridades negaran esa tesis, a la que apuntó desde el principio Ottawa.

Esa confesión indignó a los iraníes. Tras dispersar el sábado por la noche una protesta de estudiantes que corearon consignas contra el gobierno en Teherán, las fuerzas de seguridad se desplegaron en el centro de la capital este domingo, armadas con cañones de agua a presión y bastones de madera, cerca de tres universidades.

Numerosos policías custodian la embajada británica en Irán.  (EFE/EPA/ABEDIN TAHERKENAREH).
Numerosos policías custodian la embajada británica en Irán. (EFE/EPA/ABEDIN TAHERKENAREH).

El embajador británico negó que hubiera participado en manifestaciones contra las autoridades iraníes, como publicaron algunos medios.

“Fui a un acto presentado como una vigilia en memoria de las víctimas de la tragedia del avión”, dijo Macaire en Twitter, y agregó que se fue del lugar “cinco minutos después, cuando algunas personas comenzaron a corear consignas” contra las autoridades.

El canciller británico Dominic Raab había advertido el sábado que “el arresto” del embajador “sin fundamentos ni explicaciones es una violación flagrante de las leyes internacionales”.