Personas se acercan a un lugar de descarte de coronavirus, en Wuhan. EFE
Personas se acercan a un lugar de descarte de coronavirus, en Wuhan. EFE
Redacción EC

El coronavirus regresó a y la ciudad se lanzó a comprar. Como en otros países, ni bien se anunció que las cuarentenas volvían, los empezaron a adquirir todo tipo de productos regidos por el pánico.

Así lo ha informado , portal que recuerda que el panorama que se vive en dicha ciudad se asemeja al inicio de la pandemia, hace casi 19 meses atrás.

Las medidas han vuelto a restringir gran parte de la vida pública. Según la agencia , en Wuhan se suspendieron los vuelos, los trenes y hasta “se canceló la liga profesional de básquet”, mientras que el testeo de coronavirus ha vuelto a ser masivo.

La recuerda que la ciudad de once millones de habitantes se hizo conocida por albergar al primer caso de COVID-19, por lo que la alarma sonó al detectarse “siete casos transmitidos localmente”, los primeros en “más de un año”.

consigna las declaraciones del funcionario de Wuhan, Li Quiang: “Para garantizar que todos en la ciudad están seguros, se lanzará rápidamente pruebas de ácido nucleico para que todas las personas descarten por completo los resultados positivos y las infecciones asintomáticas”.

Imagen de febrero del 2020, en la que se ve una de las avenidas de Wuhan desiertas. AFP
Imagen de febrero del 2020, en la que se ve una de las avenidas de Wuhan desiertas. AFP

¿UNA CIUDAD MODELO?

Según “”, hasta hace poco, Wuhan se jactaba de ser la ciudad más segura del mundo. No se equivocaban: de ser la primera urbe golpeada por el coronavirus, se convirtió en un ejemplo de cómo superar la enfermedad.

Por esa razón, recuerda , “sus habitantes se enorgullecían” de vivir ahí.

El diario “” anota que, luego de reducir los casos a cero, en la ciudad las personas caminaban sin usar mascarillas, hacían reuniones e iban al trabajo y a los colegios.

En un publicado en enero de este año, el medio anotaba que los habitantes disfrutaban de “placeres ordinarios que hace un año se convirtieron en riesgos prohibidos”.

Como andar por la histórica calle comercial Jianghan. Los oficinistas intercambian empujones para ganar asientos en el metro [...] Los restaurantes, bares de karaoke y clubes de música a la orilla del río generan u barullo de conversaciones y melodías”.

Con ese panorama, Wuhan debió convertirse en la ciudad ideal del mundo pospandemia, un lugar de “” que “libró una pelea honorable contra el virus que ha doblegado a países más adinerados”.

De hecho, cuenta el “”, la clase media empezó a gastar su dinero dentro del mismo país, haciendo que las marcas de lujo vendieran bien. Se trata de un detalle que explicaría la razón del crecimiento de la economía china.

Pero ni siquiera ellos pueden contra la COVID-19, y su vida pública tendrá que volver a congelarse.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

VIDEO RECOMENDADO