La isla de Barbuda se encuentra completamente devastada.(Foto: AP)
Redacción EC

La isla de Barbuda, que sufrió el paso del la semana pasada, se encuentra completamente devastada. El 95% de su infraestructura ya no sirve y las 1800 personas que vivían en la isla fueron evacuadas.

"La destrucción es total", dijo Ronald Sanders, el embajador de EE.UU. en la isla desde 2015. "Por primera vez en 300 años, no hay una sola persona que esté viviendo en Barbuda, una civilización que existió durante 300 años se acaba de extinguir", agregó.

Los evacuados fueron llevadas a Antigua donde los daños causados por Irma no fueron tan graves. "La gente que trajimos a Antigua la llevamos a distintos refugios", cuenta Sanders. "Intentamos lograr que las condiciones de vivienda fueran lo mejor posibles en estas circunstancias. Por suerte, nos habíamos organizado para este huracán y habíamos mandado a pedir suministros desde Miami y Estados Unidos antes de que acechara Irma".

A pesar de que los evacuados están fuera de peligro, Sanders explicó que la situación no es la ideal. La gente, incluyendo 500 chicos de edad escolar, está viviendo en pequeñas habitaciones facilitadas por el gobierno y en hogares de ancianos. Ahora que se retomó el año escolar, Antigua le debe hacer lugar a estos chicos en sus escuelas.

"La situación es inaceptable y costosa, pero va continuar así por un tiempo porque Barbuda no se va a reconstruir de un día para otro, además cuando sea levantada deberá cumplir con innumerables estándares de prevención de huracanes", dijo el diplomático. "Ahora no hay electricidad allá, tampoco agua potable, no hay una estructura en la que la gente pueda sobrevivir. Tenemos una inmensa tarea por delante".

Sanders dice que el mundo debe prestar su ayuda a Barbuda. "Somos una pequeña comunidad isleña, el PBI de la isla suma 1 billón de dólares por año", cuenta. "No tenemos el presupuesto suficiente para llevar adelante este desafío, Barbuda está viviendo una crisis humanitaria". De todos modos, Sanders tiene la esperanza de que la comunidad internacional les brindara asistencia. Se estima que Barbuda necesitará $200 millones para recuperarse. Antigua y Barbuda creará un plan de desarrollo sustentable para reconstruir Barbuda y recibirá la ayuda de los demás países.

Además de un auxilio financiero, Sanders pide que la comunidad global le haga frente al cambio climático. "Creemos que el cambio climático vino para quedarse, es una realidad, a pesar de los que se resisten en reconocerla. Sabemos que estas cosas ocurrieron como consecuencia del libertinaje con el que actuaron los países ricos, abusando del sistema. Nosotros, que no contribuimos nada a los porcentajes de polución mundial, somos las peores víctimas".

Fuente: La Nación, GDA
LO ÚLTIMO DE MUNDO...