Kim Jong-un, máxima autoridad de Corea del Norte. (AFP)
Kim Jong-un, máxima autoridad de Corea del Norte. (AFP)
Redacción EC

El Ministerio de Defensa Corea del Sur estimó que la potencia del test nuclear que ejecutó el domingo , en su llamada bomba de hidrógeno, fue de 50 kilotones.

Esto supone cinco veces más que la última prueba nuclear realizada por Pyongyang en setiembre del año pasado y tres veces más que la bomba estadounidense que destruyó la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945. 

Se trata del sexto ensayo atómico norcoreano y ha sido el mayor hasta la fecha, según reflejan las mediciones sismológicas de diversos organismos que detectaron el fuerte terremoto artificial causado el domingo por la supuesta detonación de un artefacto termonuclear al noreste del país asiático.

Seúl calculó inicialmente la potencia de la detonación en 100 kilotones, aunque hoy la rebajó a la mitad, en un informe presentado por el Ministerio de Defensa al parlamento surcoreano y recogido por la agencia Yonhap.

Japón, por su parte, estimó la potencia de la bomba en 120 kilotones, es decir ocho veces superior a la de la bomba estadounidense que devastó Hiroshima, aseguró a los periodistas el ministro japonés de Defensa, Itsunori Onodera.

Pese a las divergencias en las mediciones, los expertos coinciden al señalar que Corea del Norte ha mejorado sensiblemente sus capacidades nucleares al lograr al menos quintuplicar la potencia de su anterior aparato, probado el 9 de setiembre de 2016.

Aún serán necesarias más mediciones, además de recoger posibles muestras de materiales radiactivos emanados del lugar de las pruebas, para determinar si Pyongyang ha logrado en efecto desarrollar una bomba H, tal y como anunció el régimen el día del ensayo a través de sus medios oficiales.

Tampoco está claro si Corea del Norte es capaz de equipar a uno de sus misiles intercontinentales con uno de estos artefactos termonucleares de tamaño reducido, como el que probó supuestamente el régimen el domingo unas horas después de mostrarlo en unas fotos donde también aparecía el líder Kim Jong-un.

Pyongyang afirmó que se trató de un aparato de "dos etapas", lo que le concedería más potencia que las bombas nucleares convencionales, y señaló que ha desarrollado una tecnología propia para adaptar su potencia "desde decenas hasta centenares de kilotones", según un comunicado recogido por la agencia estatal KCNA.

Tras el intenso sismo originado el domingo por la detonación del artefacto nuclear, de más de 6 grados Ritcher, varios institutos sismológicos detectaron un segundo terremoto de menor intensidad (en torno a 4 grados Ritcher), unos ocho minutos después del primero.

Este segundo temblor pudo deberse al derrumbe de alguna de las galerías subterráneas u otros "daños estructurales" en la base de pruebas nucleares de Punggye-ri, donde Corea del Norte ha ejecutado sus seis pruebas nucleares, según informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

El del domingo fue el sexto ensayo nuclear del hermético país asiático tras los realizados en 2006, 2009, 2013 y los dos de 2016, y llega tras un frenético período de ensayos armamentísticos desde comienzos de año que incluyen el lanzamiento exitoso de catorce misiles balísticos.

Fuente: Agencias

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO

TAGS RELACIONADOS