(Foto: EFE)
Agencia EFE

Agencia de noticias

El portavoz del Centro Cultural Islámico de Madrid, Sami El Mushtawi, ha condenado hoy los de y (Tarragona) y ha asegurado que los musulmanes no quieren ver más sangre derramada en el mundo.

En una rueda de prensa, Sami El Mushtawi se ha mostrado "conmovido" por el "trágico" suceso ocurrido ayer, ha expresado sus condolencias a los familiares y amigos de los fallecidos y ha deseado una pronta mejoría de los heridos.

"Nos duele mucho ver a la gente sufrir, como hemos visto ayer a través de los medios de comunicación", ha subrayado el portavoz del Centro Cultural Islámico de Madrid, con sede en la Mezquita de la M-30, tras condenar "enérgicamente" todo tipo de violencia.

Sami El Mushtawi ha señalado que "el islam como religión no tiene nada que ver con la violencia que hemos visto a lo largo de estos últimos años. El islam es fuente de paz".

"Un mínimo grupo de criminales violentos no puede manchar la imagen de la religión musulmana. Un puñado de personas sin cultura, sin conocimientos, que tienen odio por una razón u otra no pueden ser un ejemplo de la inmensa mayoría de los musulmanes que todo lo que queremos es vivir en paz y dejar nuestras huellas de cultura y civilización donde nos encontramos", ha afirmado.

Ha expresado su preocupación porque la gente vincule el islam con los actos de terrorismo que tienen lugar en distintos lugares del mundo, ha mostrado su deseo de que no vuelvan a producirse estos ataques y ha lamentado el sufrimiento de tantas familias "por culpa de unos ignorantes".

Si los autores del atentado de Barcelona hubieran conocido las fechas de la peregrinación a la Meca, no hubieran cometido "un acto tan nefasto" y no hubieran actuado con tanta "brutalidad", en un mes dedicado a la reflexión para los musulmanes, ha opinado.

Ha recordado que el Centro Cultural Islámico de Madrid celebrará el próximo 26 de agosto su cuarta jornada de puertas abiertas para todos los españoles que quieran acercarse al islam.

La Federación Musulmana de España (FEME), junto a otras entidades representativas de esta comunidad en Barcelona, Toledo, Córdoba y La Rioja han mostrado su repulsa por los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils y han llamado a la unidad con la sociedad española para "evitar que los extremistas tengan éxito en su intento de crear divisiones".