El presidente de Nicaragua Daniel Ortega saluda junto a la vicepresidenta Rosario Murillo. (Foto: EFE).
El presidente de Nicaragua Daniel Ortega saluda junto a la vicepresidenta Rosario Murillo. (Foto: EFE).
Redacción EC

En febrero del año pasado, Camila Ortega se casó entre bombos, platillos, y caminando sobre una alfombra roja adornada con pétalos. Un corto video se hizo viral y generó un aluvión de críticas.

¿Cómo era posible que, en medio de la crisis económica que golpeaba a , la hija del presidente contrajera nupcias con tanta pompa?

MIRA: Daniel Ortega envía carta de apoyo al presidente de Cuba tras las protestas y arremete contra EE.UU.

No era la primera vez que la familia del cuestionado mandatario de Nicaragua causaba tanta indignación, pero el clip era una cachetada a la pobreza.

Porque hace rato quedó claro que Daniel Ortega les dio a sus hijos con su vicepresidenta Rosario Murillo, las llaves del país.

Según “”, ocho de los nueve hijos de la “pareja presidencial” son asesores del gobierno, “controlan el negocio” del petróleo y dirigen canales de televisión y compañía de publicidad que licitan con el Estado.

Solo entre 2018 y 2019, el emporio mediático y publicitario de los hermanos percibió 936.000 dólares por contratos oficiales”, escribe el .

Tan solo Camila Ortega -quien además es directora de Nicaragua Diseña, el ‘fashion week’ del país-, sería la encargada de organizar “las fiestas, cumpleaños, bodas y vacaciones”.

Ella, cuenta “El País”, suele acompañar su madre en “casi todas las actividades partidarias y de gobierno como ‘asistente de confianza’”.

MIRA: “El arresto de opositores es una amenaza explícita y descarada”, dice HRW: ¿Hasta dónde pretende llegar Daniel Ortega?

SANCIONES A CAMILA

Canadá acaba de a varios “altos cargos de Nicaragua”, entre los que se encuentra Camila Ortega. Se trata de una represalia a las “violaciones de derechos humanos” en su país.

Pero no es la primera sanción que se le impone a Camila. El mes pasado, Estados Unidos reaccionó a las detenciones arbitrarias de los candidatos a la presidencia que se oponían a Daniel Ortega.

A Camila, “quien se como coordinadora de la Comisión de Economía Creativa”, se le bloquearon las propiedades y se le prohibió hacer negocios con Estados Unidos.

Pero, según una fuente de “”, estas sanciones no le afectarían tanto a la hija de Ortega, puesto que ella y sus hermanos viven en una “cárcel de oro”: “ni siquiera tienen la libertad de comprar un pasaje de avión sin el permiso de sus padres”.

Para el informante, ellos pueden ser “dueños de diez mil cosas”, pero no “tienen el control de nada”. Es decir, que aun cuando en el papel son millonarios, es imposible que mañana dejen todo y se vayan a vivir a Miami o Suecia.

Son cautivos. Son parte de un imperio en el cual no tienen voz ni voto”.

Manifestantes piden la renuncia de Ortega y Murillo durante una protesta en el 2018. (AFP).
Manifestantes piden la renuncia de Ortega y Murillo durante una protesta en el 2018. (AFP).

LOS HERMANOS

Daniel Ortega y Rosario Murillo son padres de nueve hijos, siendo que los tres mayores son de una relación previa de la vicepresidenta.

Ellos son: Zoilamérica Ortega Murillo (1967), Rafael Antonio Ortega Murillo (1968), Carlos Enrique Ortega Murillo (1977), Daniel Edmundo Ortega Murillo (1980), Juan Carlos Ortega Murillo (1981), Laureano Facundo Ortega Murillo (1982), Maurice Facundo Ortega Murillo (1985) y Camila Antonia Ortega Murillo (1987) y Luciana Catarina Ortega Murillo (1989).

De ellos, Zoilamérica es la única hija de la pareja presidencial que se atrevió a ir en contra de la familia. En 1998, ella denunció a Daniel Ortega de violarla sistemáticamente, por lo que fue perseguida y debió exiliarse en Costa Rica.

El resto de hermanos se quedó en el país y siempre dando la apariencia de que son personas comunes y corrientes.

Además de Camila, están Carlos Ortega Murillo, casado con la Miss Nicaragua Xiomara Blandino, Juan Carlos Ortega, “rockero empedernido” que solía dar recitales con su grupo Ciclo, y Laureano Ortega Murillo, tenor que acostumbraba a ser parte de la cartelera de óperas del país.

Pero nada más alejado de la verdad: ellos tienen el rango de asesores presidenciales.

” escribe que “la bonanza económica que tuvo la familia, en parte a expensas de la cooperación venezolana, ha convertido a los herederos del poder en Nicaragua en una nueva casta empresarial”.

Por ejemplo, Laureano “fue uno de los principales interlocutores con el misterioso empresario chino Wang Jing”, quien prometió construir el todavía inexistente canal interoceánico.

Por su lado, Maurice Ortega Murillo -casado con la hija del jefe de la Policía Nacional- tiene a su cargo el Canal 13 y lo dirige junto a sus hermanas Camila y Luciana.

De forma similar Daniel Edmundo dirige el Canal 4, “uno de los primeros canales del sandinismo”.

En tanto, Juan Carlos dirige la empresa Difuso Comunicaciones y, en una ocasión, habló de parte de Nicaragua frente a la Organización de Estados Americano. Allí dijo:

A la OEA, a este ministerio de colonias, al servicio del yankee invasor, le decimos ¡basta ya! Con la soberanía y dignidad de nuestros pueblos no se juega”.

Otra fuente contó al diario español que, para los gobernantes de Nicaragua, una “lógica monárquica”.

Es como la hija de Felipe en España ahora: la envían a hacer discursos para reforzar la legitimidad de la monarquía, pero en la práctica no manda nada. Algo parecido sucede con estos muchachos”, declaró.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

El COVID-19 cumple un año de ser declarado como pandemia

TE PUEDE INTERESAR