Redacción EC

Tirana. Los equipos de rescate han concluido las tareas de búsqueda, pues ya no esperan encontrar supervivientes del terremoto de magnitud 6,4 que sacudió este martes y que causó 49 muertos, mientras que 45 personas pudieron ser rescatadas con vida, según reveló este viernes el primer ministro, Edi Rama.

El mayor número de fallecidos se registró en la turística ciudad de Durrës, en la costa adriática, con 25, la más afectada, seguida de la localidad de Thumana , con 23, y la de Kurbin, con uno, ambas al norte de Tirana.

Entre las últimas víctimas halladas se encuentran los cuerpos de una mujer abrazada a sus dos gemelos y a su hijo de siete años, cuyos cuerpos fueron encontrados entre los escombros de un edificio derrumbado en Kenete, en los suburbios de Durrës, explicó Rama.

Potente sismo de 6,4 deja muertes y destrucción en Albania

Más de 650 personas resultaron heridas en el terremoto de magnitud 6,4 registrado en la madrugada del martes. Al potente sismo le siguieron cientos de réplicas, incluyendo varias de magnitudes superiores a 5,0, lo que complicaron las labores de rescate.

Las autoridades han movilizado alrededor de 300 militares y unos 1.900 policías.

El sismólogo albanés Rrapo Ormeni explicó en la televisión local que se trata del peor sismo registrado en la región de Durres desde 1926.

El epicentro del temblor se situó en el mar Adriático, a 34 al noroeste de Tirana, a una profundidad de 10 kilómetros, según el Centro Sismológico Euromediterráneo.

- Sentido en los Balcanes -

Varios cadáveres, incluido el de una niña, fueron sacados de las ruinas en Durres, donde un hotel se derrumbó y otros edificios sufrieron graves daños, según el ministerio de Defensa.

Otros tres cuerpos fueron encontrados en los escombros de Thumane.

En la vecina ciudad de Kurbin, un hombre de unos 50 años de edad se suicidó al saltar, presa del pánico, de su edificio cayendo de varios pisos.

AFP.
AFP.

Un hombre murió en un accidente automovilístico cuando la carretera quedó destruida por el terremoto, según la misma fuente.

Los colegios cerraron este martes.

En Thumane, imágenes de la AFP muestran a una quincena de hombres vestidos con trajes tratando de limpiar los escombros, ayudados por una pala, en busca de eventuales víctimas.

Los habitantes llaman a sus familiares -"Mira", “Ariela”, “Selvije”- con la esperanza de que sigan vivos. Los gritos de socorro de las personas sepultadas escapan de las ruinas.

Dulejman Kolaveri, de 50 años, teme por su madre de 70 años y su sobrina de seis años que vivían en el quinto piso. “No sé si están vivas o muertas. Temo por ellas... Se oyen voces, sólo Dios sabe”, explica a la AFP con voz angustiada y manos temblorosas.

Varias réplicas se sintieron después del temblor principal. La más fuerte alcanzó una magnitud de 5,3, según el Centro Sismológico Euromediterráneo.

El temblor se sintió en la región de los Balcanes, en Sarajevo -a unos 400 km- o en la ciudad serbia de Novi Sad a 700 km, según la prensa y las alertas publicadas por habitantes en las redes sociales.

La misma región de Albania había registrado en septiembre un sismo de 5,6, que entonces las autoridades lo consideraron como el más fuerte en “los últimos 20 a 30 años”.

Los Balcanes son una zona de fuerte actividad sísmica con temblores de tierra son frecuentes.

Fuente: AFP